Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Existe una metodología del éxito?

comentando Personalmente el libro me ha ayudado a lograr metas propuestas hace 8 años por lo que lamento no haberlo asimilado cuando lo leí la primera vez. (No hablo necesariamente de dinero). Lo primero es saber lo que uno quiere en la vida y luego

Para una mayoría el éxito está ligado con el dinero, la fama y la felicidad. Hay otros que lo definen como vivir dignamente y tener una familia feliz. Otros lo relacionan con hacer obras humanitarias. Algunos se conformarían con adelgazar y tener buena salud, que no es poco.

Hay quienes amasaron grandes fortunas, pero no alcanzaron la felicidad. Elvis Presley tenía dinero, apostura, fama y prácticamente todo lo material que quisiera, pero vivía deprimido, tomando calmantes y engordando hasta que murió de depresión a la edad de 42 años.

Un excelente futbolista irlandés George Best se gastó en poco tiempo toda su fortuna y luego se murió a los 59 años por abuso de alcohol. Poco antes de morir dijo "invertí todo mi dinero en alcohol y putas, el resto lo malgasté".

Lo primero a establecer es que el éxito en cualquier cosa no es sinónimo de felicidad. Está más asociado con el logro de metas. En la columna del jueves pasado me referí al libro "Piense y Hágase Rico", escrito por Napoleón Hill y publicado en 1937 con el título de "Think And Grow Rich". Desde entonces se han vendido más de 20 millones de copias en diferentes idiomas. Algunos consideran que es el mejor libro de autoayuda jamás escrito.

En Estados Unidos el título es perfecto. Y lo es porque en ese país las riquezas son consideradas por la mayoría como una bendición de Dios. Sobre este tema es muy interesante el libro "La Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo", de Max Weber.

Sin embargo, en algunos de nuestros países el espíritu emprendedor en búsqueda de riquezas ha sido "criminalizado" por algunos supuestos intelectuales. Así que el título puede sonar fatal.

Leí el libro cuando tenía 17 años y no volví a leerlo hasta 2006 cuando se puso de moda la película "El Secreto", que habla sobre una supuesta "Ley de la Atracción". Recordé entonces que el libro de Hill hablaba de un secreto para alcanzar el éxito y también de la le ley de la atracción. Pero los autores de la película y el libro, a mi juicio manipularon la obra de Hill.

Leí el libro de Hill tres veces más y sí, me parece que contiene una metodología para alcanzar metas de todo tipo. Hill investigó a 500 magnates que hicieron su fortuna a partir casi de cero: Thomas Edison, Alexander Graham Bell, King Gillette, Henry Ford, George Eastman, entre otros.

Encontró los puntos comunes y con la ayuda del millonario y filántropo Andrew Carnegie, elaboró esta metodología del éxito que parte de dos aseveraciones fundamentales: 1) Todo lo que la mente humana puede creer y concebir, lo puede lograr y 2) Todo logro comienza con una idea. Basta ver un avión, una computadora o una televisión para corroborar ambas verdades.

Hill propone seguir 13 pasos: deseo ardiente de lograr algo, fe, autosugestión, conocimiento especializado, imaginación, planeación organizada, decisión, persistencia, mente maestra (equipos de trabajo); entusiasmo, mente subconsciente, cerebro y sexto sentido (intuición). Los recientes descubrimientos sobre el cerebro parecen darle la razón a Hill.

Personalmente el libro me ha ayudado a lograr metas propuestas hace 8 años por lo que lamento no haberlo asimilado cuando lo leí la primera vez. (No hablo necesariamente de dinero). Lo primero es saber lo que uno quiere en la vida y luego seguir con disciplina los pasos de la metodología.

Desde el principio Hill dice que el libro contiene un secreto que funciona mejor si uno lo descubre por uno mismo. Una característica de este secreto, dice Hill, es que "quienes lo adquieren y lo usan se ven literalmente arrastrados hacia el éxito". Usted puede poner en vez de éxito la palabra objetivo o meta que es lo mismo.

Tres objetivos fundamentales relacionados con la salud, los hábitos y la educación he logrado siguiendo esta metodología. Una cosa importante es que la satisfacción comienza desde el momento mismo que uno toma la decisión de alcanzar el objetivo, y no hay que esperar hasta alcanzarlo. ¿Cuál es el secreto?

No es una frase. Ni una ecuación. Tendré que escribir un poco al respecto. Vale la pena.

* Columnista de El Diario de Hoy. marvingaleasp@hotmail.com