Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Si esto no es horror para nosotros, El Salvador está perdido

Siendo el aborto per-se, uno de los negocios multimillonarios más lucrativos del mundo, ahora se sabe que a esos millones obtenidos asesinando bebés, se suman la venta de órganos de los pequeñitos

Aunque incalificable fue cazar al espectacular ejemplar de león, Cecil, especie en extinción, noticia merecedora del escándalo mediático mundial porque solo subsisten unos 20,000 especímenes, ésta no tiene parangón con otro escándalo de mayor envergadura y horror que surgía paralelo, pero que, increíblemente, los medios americanos prefirieron silenciarlo, no dándole la cobertura que concedieron al león muerto. Así está el mundo. 

El mencionado escándalo trata de videos terroríficos --con escenas que parecerían extraídas de Hannibal Lecter-- destapando la criminalidad de una de las organizaciones pro-aborto más grandes de USA y más canallescas del mundo, “Planned-Parenthood (IPPF)”. 

Estados Unidos –-precedido por China-- es segundo país del mundo en masacre abortiva, con 385,000 bebés al año. El holocausto de las bombas de Hiroshima y Nagasaki asesinando 246,000 japoneses, se quedó chiquito. 

Estos videos mencionados, que pueden verlos en Google: “Videos de Planned-Parenthood”, muestran a máximos directores de “Planned-Parenthood” negociando fríamente los órganos de bebés abortados, explicando el sumo cuidado que debe tenerse al extraérseles las entrañas, mientras están vivos en el vientre materno, para no dañarles su calidad (riñones, pulmones, corazones, cerebros). 

Esta institución mantiene bajo sueldo a todos los activistas salvadoreños pro-aborto, especialmente a la abortista “Agrupación Ciudadana”, cuya directora es una feminista (pro-género, que significa “quiero ser hombre”) M.H. Todos reciben de la IPPF unos $150,000°° anuales para cumplir su tenebroso trabajo. Guatemala recibe un millón de dólares para lo mismo.

Siendo el aborto per-se, uno de los negocios multimillonarios más lucrativos del mundo, ahora se sabe que a esos millones obtenidos asesinando bebés, se suman la venta de órganos de los pequeñitos. Hemos podido ver en los videos --captados por cámara oculta--, confesiones horripilantes cómo, doctoras abortistas jefas de la institución en diferentes estados de USA, negociaban con los falsos compradores pro-vida. En uno, una doctora desfachatadamente devorando una ensalada, explica insensible, cómo tienen mucho cuidado al extraer las partes a vender. En otro video otra interpelada jefa abortista habla, riéndose, de obtener un Lamborghini con las ganancias.
 
En el video 6, el falso comprador habla con Savita Ginde, vicepresidenta y directora de Planned Parenthood en Rocky Mountains, mientras con unas pinzas identifica algunos órganos de un bebé: -Ginde: “¿Dirás que están intactos? Comprador-“Si, son riñones intactos”. –“Cinco estrellas”, grita otro abortista riéndose. –Ginde ofrece entonces otros trozos, comentando su calidad: --“Incluso con 11 semanas, aunque es realmente pronto porque habíamos hablado del segundo trimestre”. –“Es tejido nervioso que la gente podría querer”, afirma el falso comprador. --“Fíjese, está aún pegado a la médula espinal”. Ginde: “¿Se lo mandamos entonces todo junto?”, Falso comprador: “Sí, algunos lo prefieren porque llega mejor protegido”. –Ginde: ¡Excelente!

Esta semana vino al país la presidenta chilena Bachelet, quien también recibe un millón de dólares de Planned-Parenthood para promover el aborto, siendo parte primordial en sus negociaciones. Se denuncia que vino condicionando cualquier inversión chilena económica o comercial, presionando teñirla de rojo con la sangre de nuestros bebés: “Acabarse a ciertos salvadoreños para erradicar la pobreza”, pobreza producto de nuestros gobiernos corruptos actuales. Pero el de ella que no se queda atrás, debía ser su preocupación y no venir aquí pagada por “Planned-Parenthood”, a promover más mortalidad de la ya imparable que vivimos con las maras. Sensibilicémonos, “Planned-Parenthood/IPPF” ha extendido sus tentáculos hasta aquí y Centro América, queriendo ejercer su infamia exactamente igual en El Salvador, no habiendo podido hacer nada por nuestras leyes antiaborto… ¡Defendámoslas!

* Columnista de El Diario de Hoy.