Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos de nuevo al rescate

Sorprendente es la confianza que aún muestran el gobierno y pueblo de los Estados Unidos, al otorgar $277 millones del Fomilenio II a El Salvador, tan necesitado de estos tiempos, sobre todo con un gobierno de izquierda en turno, cuyos dirigentes han satanizado siempre a este amigo país .

Necesario es aclarar que los restantes $88 millones de contrapartida, serán desembolsados por el pueblo salvadoreño, porque no será el "gobierno del FMLN" quien saque de sus bolsillos ni un solo centavo, lo mismo aplica al vaso de leche y a los uniformes escolares . Los salvadoreños debemos tener claro, además, que "no hay desayunos gratis", es decir que el pueblo y gobierno de los E.E.U.U. esperan de nosotros como nación, al menos, el apoyo en sus proyectos de Estado, particularmente en política exterior y, por supuesto, que esperarían una honesta administración de estos $277 millones.

De igual manera hay que recordar la historia reciente que nos liga a este país: además de los dos millones de salvadoreños residiendo allá, la ayuda que siempre hemos recibido y la que hemos brindado, por ejemplo, El Salvador fue el único país de América que sostuvo soldados en Iraq, cuando los EE.UU. mantuvieron su intervención en esas tierras, donde algunos de nuestros soldados perdieron la vida. La historia de injerencia política de los EE.UU. en nuestro país es también de recordar, para evitar cometer los mismos errores que, durante la Guerra Fría, dieron al FMLN y a sus aliados argumentos para señalarles como "el imperio de la era moderna".

El gobierno del FMLN debería estar agradecido y retirar de su perorata las agresiones hacia los EE.UU., así como distanciarse con otros gobiernos hostiles hacia el amigo del norte, lo cual sería un verdadero milagro.

El gobierno del FMLN no está pasando por su mejor momento, lo que es notable al observar importantes indicadores entre los que se hallan: uno, sus tradicionales aliados, movimientos sindicales de maestros y del sector salud, están reclamando por su pésimo modelo de administración; dos, el pueblo comprueba el alto nivel de corrupción de la presidencia anterior y del encubrimiento de la presente en los proyectos de El Chaparral y el Sitramss y. tres, además de muchos otros, el máximo representante del FMLN en la Asamblea Legislativa, se da la gran vida viajando por el mundo, y haciendo gala de sus constantes desacatos a la Sala de lo Constitucional de la CSJ.

Estados Unidos, a pesar de sus propios problemas internos, continúan su tradicional forma de pensamiento que los llevó a ser una gran nación: piensan en grande y muestran confianza aun en sus detractores. Ahora que esaem país está pasando por difíciles momentos internos y amenazas terroristas del exteerior, ISIS, entre ellas, necesita del apoyo expreso de nuestro gobierno.

Por otro lado considero que los EE.UU. que el mayor apoyo que pueden brindar a nuestro pueblo es el de contribuir a que El Salvador continúe siendo una República libre, con un sistema democrático, representativo, mientras nosotros elegimos a los alcaldes, diputados y presidentes con vocación democrática, apartados del llamado "socialismo del Siglo XXI" y de movimientos a favor del aborto, entre otros.

*Economista y colaborador

de El Diario de Hoy.