Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El estado de la Nación

Desde que se instauró la democracia en España, ya más que consolidada, y que entre tanto hubo gobiernos del partido CDS, Centro Democrático Social, que presidió Adolfo Suárez, del Partido Socialista Obrero Español que presidió Felipe González, luego el período del gobierno del Partido Popular con José María Aznar como presidente, después con Rodríguez Zapatero del Partido Socialista Obrero Español, quien por cierto recibió el gobierno con un superávit de setenta mil millones de euros y después de solo ocho años dejo una deuda de más de setecientos mil millones y casi de tres millones de desempleados, nuevamente ganó las elecciones el Partido Popular y el actual gobierno lo preside Mariano Rajoy.

Pues en todo este trayecto de subidas y bajadas, lograr casi pleno empleo y haber sido un Estado ejemplar en la inversión extranjera y pionera en muchas industrias, estar a la cabeza en Europa y luego pasar a la cola, hoy con las medidas de recuperación económicas del gobierno de centro derecha del Partido Popular y que parece que se va saliendo de la crisis, lo que siempre admiré y escuché con atención, fueron las sesiones del Parlamento para discutir anualmente "El estado de la Nación".

Son los días cuando el gobierno explica lo que está haciendo, las razones que lo impulsan y los datos que acompañan sus explicaciones y después se escuchan las críticas y propuestas de los partidos de oposición. Lo interesante es que los ciudadanos reciben a través de los medios en vivo y en directo una información más clara e inteligible de cómo se encuentra la Nación, pues en ese debate se exponen los problemas y las soluciones para encarrilar el país.

Mucho mejor que aquí con la publicidad gubernamental en los medios y los campos pagados de la oposición y el sector privado. ¿Por qué no mejor se discute en la Asamblea por las fuerzas políticas del país, abiertamente y con objetividad cuál es el verdadero estado de la Nación y la interrelación de los problemas y las soluciones?

El gobierno anterior apostó por la publicidad y el autobombo y ya empezamos a ver y escuchar en los medios la campaña publicitaria del actual gobierno sobre su gestión.

Me imagino que sería más adecuado organizar un debate serio sobre el estado de la Nación en el que participen el gobierno y la oposición con criticas y propuestas, de todos los sectores políticos y de opinión organizados legalmente, que tengan algo que aportar. Y de ahí concluir acuerdos y propuestas que se respeten y sirvan para mejorar.

Hablar de diálogo y que solo haya monólogos, de tender la mano sin extenderla o proponiendo consensos y no dejar participar, son comportamientos que en lugar de acercar, alejan más.

*Ingeniero.

Columnista de El Diario de Hoy.