Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Escuela Centroamericana de Gobierno y Democracia

No es posible reorientar el rumbo del país si los planteamientos por parte de quienes administran el poder, político y económico, y de los que ejercen la función pública, ignoran los elementos mínimos que influyen en el apropiado manejo de la cos

El pasado 30 de septiembre fue inaugurada la Escuela Centroamericana de Gobierno y Democracia (ECADE). Este es un esfuerzo de FUSADES, a través del Departamento de Estudio Políticos, que pretende, como uno de sus más importantes objetivos, elevar el nivel del debate político. Para que los liderazgos en los partidos, en la administración pública y en la sociedad civil discutan con propiedad, deben formarse adecuadamente en los ámbitos relacionados con el sistema democrático y el funcionamiento del Estado. No es posible reorientar el rumbo del país si los planteamientos por parte de quienes administran el poder, político y económico, y de los que ejercen la función pública, ignoran los elementos mínimos que influyen en el apropiado manejo de la cosa pública, en la gobernabilidad democrática y en la configuración del sistema político.

La respuesta del sector público a esta nueva opción de formación ha sido muy positiva. Al primer diplomado se han inscrito personas que laboran en diferentes ministerios, secretarias de la presidencia, instituciones autónomas, el Tribunal Supremo Electoral y los gobiernos locales. También han sido admitidos representantes de partidos políticos, organizaciones de jóvenes, medios de comunicación, gremiales empresariales y centros de pensamiento. El primer programa instruirá a sus estudiantes en los aspectos generales del sistema político, las elecciones, el acceso a la información pública y la transparencia, la elaboración y evaluación de las políticas públicas, los retos y amenazas de los partidos políticos, la profesionalización del sector público, la comunicación política, la negociación y resolución de conflictos, la regulación y fiscalización del dinero en la política, el análisis político estratégico, el sistema de derechos humanos, la inseguridad pública y su influencia en el sistema democrático, la participación ciudadana y el desarrollo local, el análisis de la información de los medios, la política social, el entorno económico nacional e internacional y las relaciones entre los Órganos Ejecutivo y Legislativo.

Los profesores son de altísimo nivel y la mayoría de ellos de nacionalidad extranjera. Algunas de las instituciones a las que pertenecen los catedráticos son el Instituto Nacional Electoral de México, el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, el INCAE, la Universidad Francisco Marroquín, el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales, el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de México, Transparencia Internacional, el Centro de Asesoría y Promoción Electoral y la Iniciativa de Liderazgo Centroamericana. También forman parte del claustro docente distinguidos profesionales salvadoreños graduados de importantes universidades extranjeras. 

Conocer una perspectiva comparada acerca de las soluciones que se han adoptado en el resto de América Latina y en otras partes del mundo sobre problemas similares a los que padece El Salvador, constituye un valor agregado para los estudiantes de ECADE pues amplía su capacidad de comprensión al mostrarles que, fuera de las fronteras nacionales, otros sistemas han logrado superar los obstáculos y transitar hacia administraciones públicas eficientes y democracias estables. No todos sufren la polarización que caracteriza a El Salvador y en consecuencia, presentar dinámicas internacionales que han rebasado las diferencias ideológicas posibilitando la construcción de consensos alrededor de aspectos fundamentales y básicos para el desarrollo, les permitirá a los “ecadistas” entender que sí es posible vencer las trabas que por ahora mantienen prisioneros de enfoques muy reducidos a los liderazgos locales.

Otra de las finalidades de este proyecto es la de construir una red de contactos entre miembros de diferentes instituciones públicas y de la sociedad civil, incluyendo al sector privado, que compartirán sus experiencias y su propia visión sobre el futuro de la Nación. Las discusiones en las aulas, bajo la metodología impulsada por los profesores, acercará posiciones de los participantes y confirmará que, en la mayoría de los casos, las distancias ideológicas no son más que el resultado de la falta de comunicación y de la ausencia de espacios de diálogo que impiden el intercambio de ideas orientado a la búsqueda de un fin común. 

La de ECADE no es la primera iniciativa de formación en los ámbitos de gobierno, democracia y administración pública en el país y en Centroamérica. Otros centros de pensamiento y universidades, nacionales y de la región, llevan años respaldando la educación de los políticos y de los líderes sociales y empresariales y su trabajo ha sido muy valioso. De hecho, la primera acción de FUSADES fue la de visitar algunas entidades que implementaron ideas similares desde hace más de una década. Una de las innovaciones de ECADE será, como ya se dijo, la del enfoque internacional de los temas y su aplicación a nivel local, que tanto los profesores extranjeros como los nacionales, imprimirán a las clases en las diferentes actividades académicas. La esperanza es que este aporte, bien intencionado, contribuya a instruir a quienes son los responsables de edificar un mejor El Salvador.

*Columnista de El Diario de Hoy.