Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fe de errata

En el penúltimo párrafo de la Nota del Día del viernes 6 escribimos: "Sólo considérese el desmadre causado por el Fomilenio", cuando lo correcto es la expresión "el desmadre causado por el Sitramss".

Es importante destacar los beneficios proveídos por el primer compacto del Fomilenio en la Zona Norte del país, específicamente con la construcción de la carretera Longitudinal del Norte y los múltiples beneficios, conectividad y empleos que las obras generaron para las comunidades y para el país entero.

Por el contrario, hay que lamentar con creces el caos que ha generado el proyecto del Sitramss y sus improvisaciones, tanto en los transportistas como entre los automovilistas y ciudadanos de a pie, comerciantes y otros sectores en San Salvador y la periferia.

Lo que tratamos de exponer en la nota es el verdadero caos que se ha armado con ese proyecto, desde los cierres del Bulevar del Ejército y la Alameda Juan Pablo II con colosales nudos vehiculares y deterioro de las demás vías alternas, hasta forzar a los salvadoreños a comprar tarjetas prepago para viajar en autobús cuando la gente está en una situación económica precaria. Como si fuera poco cerraron también un tramo importante de la Carretera Panamericana y últimamente la Troncal del Norte, causando gigantescos y prolongados congestionamientos, obligando a la gente a caminar para llegar a sus destinos y generando millonarios gastos en combustible y pérdida de tiempo laboral.

Pedimos las disculpas del caso y rogamos tomar nota.