Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Elección 2014: Fomilenio Vrs. Petrocaribe

comentando La actitud agresiva contra el Senador Leahy por parte del Presidente sólo hace pensar que el FMLN tiene un Plan B, ante la inminente derrota electoral del 2014, es complicar el segundo compacto ante el triunfo de Norman Quijano, dando un

Elección 2014: Fomilenio Vrs. Petrocaribe

Elección 2014: Fomilenio Vrs. Petrocaribe

Elección 2014: Fomilenio Vrs. Petrocaribe

La actitud crónica de pleito es ya una comida típica para la audiencia de la franquicia sabatina "Aló Presidente". Sin embargo esa actitud llevó recientemente a confrontar sin tacto alguno del Presidente con el Senador demócrata de Vermont, Patrick Leahy, al afirmar el mandatario que este Senador norteamericano está desinformado de la realidad salvadoreña al cuestionar la aprobación del segundo compacto de los Fondos del Milenio.

Las críticas de Patrick Leahy a la gestión gubernamental del FMLN se centra en los requisitos que el país debe cumplir para calificar al segundo compacto, señalando el Senador la ausencia de mejoras en el combate al crimen organizado y el lavado de dinero, el debilitamiento de la institucionalidad y la falta de independencia de la Corte Suprema de Justicia y el cuestionamiento a la política de seguridad al calificarla de poco transparente, principalmente respecto al tema de las pandillas y su tregua, que incluso llegó a señalamientos contra el Ministro de Defensa y negociación del gobierno con líderes de los delincuentes.

La tensa relación del Presidente y el Senador ha provocado especulaciones y temores sobre el riesgo de perder la aprobación en el Congreso de esta importante cooperación de alto impacto para el desarrollo a largo plazo del país. Tensión que aparenta ser algo normal por las reacciones iracundas que algunas veces tiene nuestro mandatario ante cualquier crítica a su gestión.

Pero valorando más detenidamente la coyuntura política y electoral, lo que observamos es que el FMLN visualiza hacia el Sur las fuentes financieras de su programa de gobierno. Y si bien el gobierno Funes sólo anuncia la posibilidad de incorporar al país al programa Petrocaribe, el candidato del FMLN ha sido claro y enfático en decir que su programa de gobierno se basarán en 640 millones anuales que espera de esta fuente, al comprarle combustibles a Venezuela. Y considerando la tradición "anti-norteamericana" del FMLN y su candidato, es lógico pensar que un segundo compacto de los Fondos del Milenio, por su radicalismo, les importa un comino.

Y fue así cómo recientemente, el Ministro de Economía, el Canciller y el Vicepresidente de la República, candidato presidencial del FMLN, asistieron con sus respectivos viáticos a las cumbres de Petrocaribe que se realizaron en Nicaragua y Haití. Para formalizar su amistad con las izquierdas del Sur.

La cuestión está clara, el financiamiento por medio de la factura petrolera la mantendrán bajo el control de la cúpula del FMLN, con la empresa mixta ALBA PETRÓLEOS. Y por ello, si bien hablan de incorporar al país a Petrocaribe en caso de ganar las elecciones 2014, no dicen de suscribir el acuerdo que debe ser ratificado por la Asamblea. La ambición del FMLN es que en un eventual segundo gobierno de izquierda a ALBA PETRÓLEOS se le entregue el 100% de la factura petrolera para disponer partidariamente de los 640 millones. Sin control legislativo de mayoría calificada, lo que sería obligado si el gobierno suscribe el Acuerdo Petrocaribe. El Presidente Funes jamás firmará este tratado.

La actitud agresiva contra el Senador Leahy por parte del Presidente sólo hace pensar que el FMLN tiene un Plan B, ante la inminente derrota electoral del 2014, es complicar el segundo compacto ante el triunfo de Norman Quijano, dando un golpe certero a la cooperación internacional.

Por el bien de El Salvador, la esperanza es que los amigos tradicionales del pueblo salvadoreño comprendan esta jugada inescrupulosa del FMLN, que se prepara para un escenario en el cual pasará a ser oposición, un partido que mantendrá su estructura de financiamiento político auxiliada por el gobierno venezolano de Maduro: ALBA PETRÓLEOS.

* Colaborador de El Diario de Hoy.

resmahan@hotmail.com