Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Dónde está la oposición?

En las pasadas elecciones legislativas, el pueblo habló bien claro dando a ARENA una mayoría de 35 diputados, con el mandato de corregir abusos de la anterior legislatura, manejada arbitrariamente por el FMLN y sus servidores de GANA, logrando mayoría para aprobar leyes y decretos totalmente contrarios a los intereses de la Patria, pero de gran beneficio para ellos y sus allegados.

Luego de casi tres meses en el cargo, preocupa la incomprensible actitud de la bancada arenera, que tantas esperanzas había generado, compuesta por jóvenes profesionales y prestigiosos académicos, dispuestos a luchar por la democracia. Se percibe un prolongado silencio y ausencia de iniciativas, a pesar de los serios problemas que nos afligen y los continuos abusos del Frente.

¿Cómo se negoció la presidencia de la Asamblea, otorgándosela inicialmente al Frente y 18 meses después al diputado más desprestigiado de GANA, cuyas absurdas propuestas evidencian su incapacidad?

¿Por qué aún no se ha planteado la derogación del decreto, que por iniciativa de Sigfrido Reyes favoreció a 8 personas, devolviéndoles terrenos embargados por falta de pago, siendo la más favorecida la esposa de su socio y asesor Larrazábal, cuya deuda pagará en un plazo de 800 años, con cuotas mensuales de $30? 

¿Por qué no insistir en investigar las fuentes de ingreso de Reyes, para acumular semejante capital, y su nombramiento como presidente de PROESA, pues no cumple con el literal c) del artículo 9 de la ley de dicho organismo, “que quien lo preside, debe tener 5 años o más de experiencia en el desempeño de funciones vinculadas con el objeto de la ley”, período en el cual Reyes fungió como diputado? La justificación de que hay que esperar resultados para determinar su capacidad, suena como un entrenamiento de $7,000 mensuales, para ver si aprende, sin importar el daño para nuestra tan maltratada economía.

Ante la evidente corrupción y despilfarro millonario en el caso de El Chaparral, se esperaría investigar la responsabilidad de los ex presidentes Saca y Funes, así como retirar la mordaza, que para esconder los abusos cometidos desde CAPRES, ha blindado la información sobre gastos de viajes y otros del presidente y sus acompañantes, porque nadie cree que publicarla afecte la seguridad del Estado y lo exige la LAIP. 

¿Por qué no se alcanzaron los votos suficientes para la exención de impuestos para el medicamento donado para los enfermos de cáncer? Ya no puede esconderse el desabastecimiento de los hospitales, y las quejas continuas de los médicos por falta de recursos, así como la lamentable situación de las escuelas, la falta del presupuesto para este año, y la disminución de las asignaciones en las escuelas rurales. 

Si no hay recursos para salud y educación, ¿por qué ARENA no ha tenido el coraje de exigir verdadera austeridad para suprimir totalmente los viajes al exterior, comidas y fiestas, personal de seguridad, vehículos de lujo, y los $32 millones para un nuevo edificio que no necesitan? Porque si no están cómodos con sus actuales instalaciones, que piensen que las condiciones en escuelas y hospitales son infinitamente peores y urgen de esos recursos.

Ante el silencio de los diputados de ARENA, la única explicación es que están ocupados en asuntos particulares o de interés partidario, especialmente quienes aspiran a integrarse al COENA, y hasta han nombrado una comisión para entender lo que significa “doble cargo”. Un diputado responsable, necesita trabajar a tiempo completo para cumplir a cabalidad su cometido. ¿Romperán alguna vez ese silencio culpable, o seguirán permitiendo al Frente la preparación del socialismo?
 

*Columnista de El Diario de Hoy.