Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En el Día del Alzheimer

Leyendo este jueves el periódico español ABC, encontré que el 21 de septiembre es el "Día del Alzheimer", y a la par, estaba la noticia que, "la cifra de enfermos de Alzheimer se duplicará en el 2020 y triplicará en el 2050". Pensando especialmente en mis lectores mayores de cincuenta años decidí este tema. "La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer en España, advirtió este miércoles, que el 17 % de las personas mayores de 65 años y el 50% de los mayores del 80 sufren algún tipo de demencia degenerativa". ¡Yo pensé que eran menos!

Ante esta situación, que será parecida a la de aquí, el problema que debemos afrontar los que pasamos de sesenta, es cómo prepararnos para ser parte del 50% de los que se escaparán de esta enfermedad. Para nuestros hijos y nietos no será tanto problema, pues se espera que para el 2033 ya existirá alguna vacuna. ¡Dios ilumine a los investigadores para que la encuentren pronto!

Hablando sobre este tema con una doctora especialista me dijo "cinco cosas" sobre esta enfermedad: 1.Cada día hay más enfermos, el crecimiento es exponencial. 2.Cada día aparecen pacientes con menos edad, rondando los 55 años. 3.No sabemos qué es, ni por qué empieza en unos pacientes a distintas edades y en distintas circunstancias. 4.No sabemos cómo curarla, aunque algunos medicamentos mejoran la calidad de vida del enfermo. 5.Ya es y será mucho más en el futuro, una vía de previsión, inversión y negocio, pues harán falta muchos médicos, enfermeras, personal técnico de apoyo y que construir muchos edificios especializados para el cuidado de los pacientes que sufren esta enfermedad degenerativa, que en pacientes que gozan de buena salud orgánica, puede durar 15 años.

En España se llaman "Residencias" y las hay de los gobiernos autónomos y privadas de diferentes categorías y precios, tanto en las ciudades, como en la montaña o junto al mar.

Visitando el año pasado la "Ronald Reagan Library", un museo cerca de Los Ángeles dedicado a Ronald Reagan, exhiben una carta escrita a mano por él, en la que hace público su diagnóstico de Alzheimer y su decisión de retirarse de la vida pública. Lo mismo hizo Pascual Magall, exalcalde de Barcelona y es público que desde hace años, Adolfo Suárez, el primer presidente democrático de España, también la padece.

Existe una inmensidad de ejercicios para mantener las neuronas activas, pero requiere de voluntad y dedicación y que cuando la gente se pensiona o se retira encuentre cómo mantenerse intelectualmente activa.

Por eso, lo mejor, diviértase y pase un buen domingo.

*Ingeniero. Columnista de El Diario de Hoy.

www.pedroroque.net