Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Defender a los más débiles

Si uno quiere saber cómo piensa una persona lo mejor es preguntarle directamente. Es lo que Vida sv, una iniciativa mayoritariamente compuesta por jóvenes, ha hecho en estas semanas de agitada campaña electoral. Escribieron electrónicamente a los candidatos que tienen presencia en las redes sociales preguntándoles: "estimado (a) candidato (a) ¿cuál es su postura sobre el tema del aborto?".

El resultado de la encuesta puede encontrarse en www.vidasv.org, en la que se recogen los comentarios de unos cuarenta políticos (hombres y mujeres) que respondieron explícitamente a la pregunta. También puede uno enterarse de quiénes son los treinta y pico que, sencillamente, no contestaron. Pero los chicos de Vida sv no se arredraron, e hicieron un esfuerzo para rastrear en los medios la postura de los que dieron la callada por respuesta, y así encontraron información interesante.

Su objetivo no es reflejar ni el partido, ni las corrientes de pensamiento o ideología de cada candidato, sino únicamente su postura ante el aborto. Una premisa interesante, pues en estas próximas elecciones en que podremos escoger uno a uno a los diputados, importa mucho más para la causa de la defensa de la vida desde el foro legislativo lo que piensa cada quién, que las posiciones oficiales.

De hecho, entre los que se declaran defensores de la vida los hay de todas las tendencias políticas. Entre los encuestados, el 63 % por ciento se declaran abiertamente pro vida, un 12 % dan respuestas ambiguas (que a efectos prácticos pueden interpretarse como a favor del aborto), 1 % se declara abiertamente favorable a la despenalización del aborto, y de un 14 % no se pudo conocer su punto de vista. Primera conclusión: son más los que piensan que es muy importante apegarse al Artículo 1 de la Constitución --ese que reconoce que el deber del Estado es proteger a la persona humana desde el momento de la concepción--, que los que no.

Como la mayoría responde a favor de la vida, sería muy largo publicar sus nombres y declaraciones. Sin embargo, es posible leerlas en la página web de Vida sv. Quizá, considerando el espacio de esta columna, nos tendremos que conformar con identificar quiénes apoyan el aborto de algún modo: Erving Ortiz y Morena Regaleño, el aborto "terapéutico", y Nayib Bukele cuando lo desea la mujer embarazada.

A tres candidatos más, Vida sv los coloca en la categoría de "casos especiales": Roberto Cañas, Guillermo Gallegos y Lorena Peña. Los dos primeros se declaran en la encuesta a favor de la vida, pero el Sr. Cañas escribió una columna de opinión defendiendo el aborto "terapéutico" en el año 2013, y el Sr. Gallegos, además de tener como punto importante la promoción de la pena de muerte, hace pocos meses apoyó y votó en la Asamblea el indulto de una persona que supuestamente penaba una condena por aborto.

El caso de la Sra. Peña es interesante. En primera instancia no respondió nada, y cuando los de Vida sv publicaron declaraciones suyas, que se leen en el blog de una revista digital española (http://emakunde.blog.euskadi.net/2013/05/): "Hay una red de mujeres que está trabajando el tema del aborto y nosotras lo apoyamos pero no hemos logrado que el Grupo Parlamentario de Mujeres lo asuma. Sin embargo, estamos intentando sacar una nueva ley de salud sexual y derechos reproductivos, o sea, que ya vamos…"; les reclamó y dijo que ella no había dado ninguna declaración, cuando cualquiera que tenga acceso a Internet puede leer su clara posición sobre el tema.

Segunda conclusión: si a uno le importa el respeto a la vida, con solo que no vote por los que promueven el aborto, habrá hecho bastante por los más necesitados entre los necesitados: niños por nacer sobre quienes podría pender la amenaza de un aborto.

*Columnista de El Diario de Hoy.

@carlosmayorare