Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Declaraciones tendenciosas

El país urge de funcionarios responsables, que escuchen las opiniones autorizadas y la experiencia de otros países, en uno de los momentos más difíciles de nuestra historia

La desesperación del gobierno por el serio problema fiscal que enfrenta porque malgastó el dinero de los impuestos, ha llevado a funcionarios a lanzar declaraciones, tan falsas como amenazantes, que indignan y confunden, demostrando la ignorancia o mala fe de muchos de ellos. 

Norma Guevara culpa a la Sala CSJ por atraso en el pago de pensiones del próximo trimestre, al exigir a la Asamblea Legislativa definir una tasa de interés mayor por el uso de nuestros ahorros, asegurando que la reforma no busca apropiarse de los fondos de los trabajadores.
¿Hablará en serio, o miente para confundir? Critica la altísima comisión que cobran las AFP, olvidando que la propina de cualquier mesero es más alta. 

Los “diferentes sectores” que según Lorenzana han sido consultados, son los sindicatos afines al FMLN. No consultaron a especialistas con capacidad de dar una opinión técnica, como el Lic. Mauricio Choussy, el Lic. René Novelino, la Lic. Ruth de Solórzano, que han calificado la reforma como un parche de cortísimo plazo.

¿No es un robo a los trabajadores la expropiación de $4,000 millones de los fondos de las AFP, que cancelarían automáticamente la deuda del fideicomiso, que el gobierno ha contraído? El economista Santiago Montenegro, Presidente de Asofondos de Colombia advierte: “Borrar la deuda hoy es una ilusión, porque crea una deuda más grande en el mediano y largo plazo.” Y conocedor del lenguaje populista usado por los políticos, advierte: “En el sistema de reparto, los políticos de hoy prometen que en el futuro, otro político les va a pagar la pensión”. A ver si nos lo creemos.

La propuesta del PCN, de establecer una tasa “que el gobierno tenga la capacidad de pagar” evidencia ignorancia y desprecio por los intereses de los cotizantes. ¿Desde cuándo es el deudor el que determina la tasa de interés que puede pagar y no la tasa de mercado? ¿Trabajan así los bancos?

Es grave que el Frente haya echado a andar su equipo de activistas, repartiendo y pegando panfletos, verdaderos libelos que atribuyen el robo de las pensiones a ANEP, FUSADES y FUNDE, entidades que no tienen nada que ver con el sistema previsional, pero respaldan las falsas declaraciones de los funcionarios, mientras raquíticos grupos de manifestantes alborotan frente a las oficinas de las AFP, para engañar a sectores crédulos por su ignorancia. 

El Secretario Técnico amenazó con desdolarizar, pero se desmintió atribuyendo el hecho a documentos del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales. Tal vez se enteró de la sorprendente noticia, aparecida en la sección financiera de periódicos internacionales, que ante la inminente devaluación del Bolívar, recientemente aterrizaron en Caracas tres aviones, procedentes de diferentes países, con cargamentos de varios miles de kilos. Pero no de alimentos que tanto necesita el pueblo venezolano, sino de billetes, en denominaciones de $50 y $100, ya que en el mercado negro el tipo de cambio está llegando a $1,000 bolívares por dólar. Y es tanta la cantidad de billetes que mandaron a imprimir, que necesitaron contratar a tres diferentes empresas extranjeras, porque ninguna de ellas tenía la capacidad para despachar tales cantidades de papel.

El país urge de funcionarios responsables, que escuchen las opiniones autorizadas y la experiencia de otros países, en uno de los momentos más difíciles de nuestra historia. Que pongan un paro inmediato al gasto excesivo, único culpable del descalabro fiscal y del mal uso de los impuestos recaudados, iniciando una verdadera política de austeridad, que termine con el derroche descarado que ha sido la característica del actual gobierno, consentido vergonzosamente por los partidos de oposición. 

*Columnista de El Diario de Hoy.