Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Críticas mundiales llueven al régimen Maduro por condena a Leopoldo López

Aplaudo la acción del presidente Sánchez Cerén y nuestro representante en la OEA, Luis Menéndez Leal, embajador de carrera por 20 años, por tanto conocedor de la obligatoriedad de autorización presidencial

Duras voces mundiales de indignación llueven contra el gobierno de Nicolás Maduro por la condena de trece años de cárcel a Leopoldo López, arrestado arbitrariamente y enjuiciado por opositor al régimen dictatorial venezolano.

Hasta países de UNASUR, Chile, Paraguay, Uruguay, Perú, anteriormente alineados con Venezuela, expresaron su enfático rechazo ante tan injusto dictamen, producto de un proceso de carácter político totalmente viciado.

El famoso expresidente de Costa Rica Óscar Arias, Premio Nobel de la Paz, escribió: “La injusta condena a Leopoldo López refleja la oprobiosa dictadura que reina en Venezuela.” Felipe González, expresidente socialista de España quien fue impedido por Maduro de visitar a López en su celda para ser parte de su defensa, fue enfáticamente implacable en sus críticas: “El régimen ha decidido una condena por razones políticas, así se consuma el proceso contra las libertades democráticas, emprendido por el régimen venezolano”. 

Felipe Calderón expresidente de México: “Indignación en todos los demócratas del mundo por la condena de Leopoldo López”; Andrés Pastrana expresidente colombiano: “Se ha condenado injustamente a un gran demócrata de América Latina. Toda nuestra solidaridad para Lillian Tintori”, (esposa de López). En NTN24 declaró: “la jueza Barreiro, al condenar a Leopoldo López demostró que la justicia venezolana está totalmente sometida a Nicolás Maduro”, agregando, “enviamos carta a la jueza, diciéndole que estaba en sus manos pasar a la historia como una verdadera jurista, defensora de los derechos humanos, o demostrar que en Venezuela no hay democracia”. “Quedó demostrado el miedo del presidente hacia las encuestas, este es el principio del fin para Maduro”.

La Unión Europea expresó que el proceso contra López ha carecido de las garantías adecuadas en transparencia y debido proceso legal. 
Estados Unidos criticó la condena mediante su subsecretaria de Estado para Latinoamérica, Roberta Jacobson, quien se declaró preocupada y e hizo un llamado a proteger los derechos humanos y la democracia en Venezuela.

“Human Rights Watch” criticó la condena injusta contra López, la cual, para este grupo, “muestra el deterioro del estado de derecho en Venezuela”. Uno de sus directores dijo: “Este caso es una farsa y el juicio estuvo marcado por gravísimas violaciones del debido proceso”. 

 “Venezuela Awareness”, organización que desde Miami presta asesoría legal a presos políticos en Venezuela, dijo que la sentencia viola la Constitución en un país que mantiene una cortina queriendo aparentar que aplica justicia cuando sus jueces cumplen órdenes giradas desde el Poder Ejecutivo.

Así, el mundo entero, rechaza la cruel dictadura del presidente Maduro. 

Registradas están dramáticas fotos de 22 mil colombianos expulsados de Venezuela, niños, ancianos, mujeres, hombres, cruzando el río a empellones y punta de pistola, cargando pesados enseres eléctricos, camas, colchones, muebles. Esto me recordó nuestra guerra con Honduras, donde meses antes surgió grupo paramilitar, “La Mancha Brava”, que aterrorizaba y mataba salvadoreños radicados allá, desde principios del Siglo XX, lo que enardeciera a El Salvador entero y movió al presidente Sánchez Hernández a declarar la guerra. 

¿Persigue Maduro una guerra para evitar las elecciones parlamentarias del seis de diciembre, que sería definitivamente fiscalizada por el mundo entero? 

Aplaudo acción del Presidente Sánchez Cerén y de nuestro representante en la OEA, Luis Menéndez Leal, embajador de carrera por 20 años y por tanto conocedor de la obligatoriedad de autorización presidencial, por el voto emitido favoreciendo la convocatoria de cancilleres como mediadores en la crisis entre Venezuela y Colombia.

Triste reacción la de Roberto Lorenzana avalando a Maduro, pidiendo destituir al embajador en la OEA, porque si se remueve, la esperanza de inversión aquí, nacional e internacional, desaparece. 

* Columnista de El Diario de Hoy. Autora del libro “al filo de mi pluma”.