Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Corporación para el Desarrollo de la Ciudad de San Salvador, una apuesta estratégica para la capital

Recientemente, tuve el honor de presidir el relanzamiento de la Corporación para el Desarrollo de la Ciudad de San Salvador, una entidad en la que están representados los sectores más importantes del municipio, los cuales a su vez son los motores de la actividad económica de la capital.

Es prudente que los ciudadanos sepan que esta es una instancia que surgió en 1999, bajo la administración del doctor Héctor Silva, y que a principios de año se decidió revivir y darle un nuevo impulso para que cumpla con su finalidad de potenciar el desarrollo, económico y social, a través de diferentes proyectos de beneficio para todos.

Entre los invitados se tuvo la presencia de algunos de los candidatos a alcalde del municipio de San Salvador; nuestro interés era presentarles en qué consistía la Corporación, quiénes son sus miembros, y cuáles son las finalidades que persigue este organismo que reúne a grupos corporativos, miembros de gremiales, sectores académicos, a los cuales une un solo objetivo, trabajar a favor de la mejora de condiciones de vida en la capital.

Por estatutos, el alcalde de San Salvador es el presidente de la Corporación; sin embargo, una de las características de esta instancia es poseer un perfil ajeno a la política partidaria, de ahí que el próximo gobierno puede encontrar en esta instancia un apoyo importante para sus planes de desarrollo.

La comuna, como institución rectora del desarrollo local, tendrá una herramienta que le puede apoyar en sus diferentes proyectos, ya que sus finalidades son muy amplias, a saber:

* Organizar, promover, planificar, coordinar y ejecutar proyectos para el desarrollo urbanístico, económico y social de la ciudad de San Salvador, mediante acciones específicas de diseño, remodelación, renovación, rehabilitación, reconstrucción, edificación, arborización, descontaminación, prevención del deterioro urbano y conservación arquitectónica.

* Elaborar estudios, trabajos de investigación y planes experimentales, con el objeto de impulsar el desarrollo de la ciudad.

* Servir de enlace entre las empresas miembros, las entidades financieras, nacionales e internacionales y la Municipalidad.

Esos enunciados, yo los resumo en el gran reto que tenemos como gobierno local, que es construir una ciudad con futuro, la cual debe edificarse y desarrollarse con creatividad, en la que demos oportunidad a la vida y la cual debe tener la posibilidad de crecer en forma sostenible.

Nuestro objetivo en los próximos años debe ser poner a San Salvador a la vanguardia del desarrollo en la región, lo que sólo se podrá lograr con el apoyo y la uniformidad de propósito entre los sectores público y privado, la academia, organizaciones sociales y la clase política.

Esa uniformidad de propósito que une a todos los que formamos esta Corporación es simple: trabajar en beneficio de los habitantes de esta ciudad, que es el corazón de este hermoso país.

Ese es nuestro compromiso, por lo que todos los miembros de esta instancia trabajaremos a fin de sumar acciones, obras y proyectos que tendrán como único objetivo mejorar las condiciones de vida de los capitalinos.

Sabemos que lo más importante de San Salvador es su gente, los ciudadanos que día a día, muchas veces sin que haya salido el sol, salen a trabajar para sacar adelante a sus familias y dar su mejor esfuerzo para alcanzar sus sueños. Por ellos trabajamos, y por ellos vamos a seguir trabajando para construir una mejor capital.

Y es que no puede ser de otra manera, ya que los gobiernos locales estamos más cerca de nuestros ciudadanos, muchas veces compartimos sus preocupaciones, sus logros y sus aspiraciones; eso no debemos perderlo de vista, por eso soy un convencido de que si los alcaldes tuviéramos la responsabilidad de encargarnos del mundo, éste sería un mejor lugar para vivir.

La Corporación para el Desarrollo de la Ciudad de San Salvador, que vuelve a la vida institucional, será un baluarte en esa aspiración de construir la capital que todos soñamos y todos nos merecemos.

*Alcalde de San Salvador.