Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Conversando con los ciudadanos

La iniciativa de #UnPoliticoMenos ha generado la polémica y el debate esperado. ¿Por qué menos político si es político? ¿Cómo que no será político en un órgano como la Asamblea Legislativa? Por supuesto que en medio de los cuestionamientos también ha tenido mucha aceptación. Mi sitio en Internet ha sido visitado más de tres mil cien veces en una semana y mi página en Facebook casi alcanza los tres mil seguidores.

Lo principal de la iniciativa es promover un movimiento, una mayor consciencia de a quiénes queremos en los puestos públicos. El énfasis busca generar en los ciudadanos mayor debate sobre el perfil que necesitamos en la Asamblea Legislativa y por supuesto sobre el perfil que no necesitamos. La gestión pública debe estar a cargo de los mejores hombres y mujeres del país. Por supuesto que actualmente ya hay personas ejemplares en el servicio público, pero su presencia e impacto casi pasan inadvertidos.

La ciudadanía debe premiar a las personas que tengan mayor preparación, que cuenten con criterio independiente, que estén guiadas por una espiritualidad que promueva la solidaridad y la empatía con los demás, que cuenten con una vida que demuestre esos valores y principios que necesitamos para enriquecer la gestión pública. Y por supuesto la ciudadanía debe premiar al partido que haya sido sensible a sus demandas y haya abierto sus puertas a la sociedad civil para fortalecer su oferta política y su oferta electoral.

#UnPoliticoMenos se refiere a los políticos que saldrán de la Asamblea Legislativa cuando entren mejores personas a servir, pero también se refiere a los ciudadanos que hemos iniciado el camino para ser elegibles por Uds. el próximo año. No queremos ser de los políticos que la mayoría de los ciudadanos desprecia. No queremos continuar corrompiendo la belleza de trabajar por los demás. Y hablo en plural, porque estoy convencido que somos más los que así sentimos, que somos más los que nos hemos afiliado a ARENA para ganar esta batalla.

Algunas personas que aprecian la iniciativa me han cuestionado por qué en el partido ARENA y no como independiente. Creo que dichas personas estiman que es contradictorio que se promueva la idea de un político menos en un partido político. Personalmente no lo veo así. La política es servicio y el objetivo último de ella es contribuir al bien común. Por supuesto que las personas podemos corromper esta naturaleza de las cosas con nuestras actitudes y acciones egoístas. Pero eso ocurre en el partido, en la iglesia y en cualquier parte.

El partido político es un instrumento genuino de participación ciudadana. Y con ARENA tengo alineamiento ideológico, porque creo en el Estado de Derecho, en la interdependencia de poderes, en la necesidad de pesos y contrapesos en la democracia, en las libertades y en los derechos ciudadanos. Los propios principios de ARENA dicen que creemos en "el sistema democrático, republicano y representativo, que garantice la libertad de acción y consecución de fines pacíficos del individuo". Incluso pone énfasis en que "se reconoce al individuo como la base fundamental del pueblo y la familia como el núcleo fundamental de la sociedad", pues "el Estado no es un fin en sí mismo, sino el medio para el engrandecimiento y superación del individuo". Por eso elegí ARENA, cuyo liderazgo en la renovación y regeneración política me ha permitido ser ahora candidato.

Queda pendiente para la próxima semana comenzar a discutir mis propuestas. La principal que promoveré como diputado es incrementar la inversión en educación al menos al 6% sobre el PIB. Los invito a www.unpoliticomenos.com para que sigamos conversando sobre este innovador concepto, sobre las propuestas y para que fortalezcamos la gestión pública con un político menos.

P.S. Por respeto a mi madre debo disculparme por la falta de tilde en la etiqueta #UnPoliticoMenos.

*Colaborador de El Diario de Hoy.