Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Claridad en medio de tanta oscuridad

Tema del momento ARENA no puede volver atrás; de aquí en adelante debe ser inclusiva de todas aquellas personas honestas, capaces y patrióticas que defiendan principios, no intereses

scribo este artículo cuando hay todavía demasiada oscuridad relacionada con las elecciones del 9 de marzo. Prefiero, entonces, enfocarme sólo en temas cuya claridad es absoluta.

Por ejemplo:

- Clarísima la parcializada actuación del TSE. Como cualquier ciudadano, tengo una noción básica de las leyes. Sé, por consiguiente, que el TSE, constitucionalmente, está conformado por representación de los partidos políticos mayoritarios, para que cada Magistrado vele por el respeto a los derechos de su partido y evite que sean violados por imposición de los demás. Es inexplicable, inconcebible y condenable que Walter Araujo, violador de los derechos de su partido, no haya sido sustituido por su suplente. Sabemos que sólo la Asamblea podía despojarlo del cargo, lo que jamás ("todos contra ARENA") habría sucedido. Pero debe existir, obligatoriamente, una manera lógica y legal, dentro del TSE, para hacer justicia en casos aberrantes como ese.

-Clarísima la vergonzosa conducta del Presidente Funes, apañada por el TSE y repudiada por buena parte de la ciudadanía. Innumerables personas (me incluyo) lucimos gustosamente una camiseta con la frase "Funes, ¿por qué no te callas?" Sobre esto, uno de los observadores extranjeros a quien entrevistaron, mencionó molesto que era un "reto irrespetuoso" al Presidente de la República. ¡Pobre observador! Cayó en el ridículo, creyendo que el Presidente salvadoreño tiene una conducta impecable que lo hace digno de respeto. Ignora que, quien ha deshonrado, desprestigiado e irrespetado la Presidencia de la República, es Carlos Mauricio Funes Cartagena.

-Clarísimo "el despertar del gigante", involucramiento ciudadano de ancianos, adultos y, especialmente, jóvenes sin afiliación política, que se volcaron a trabajar 7/24 en defensa de los principios republicanos que nos han definido como nación. Seguramente no trabajaron para ARENA, sino en defensa de los principios que comparten con ARENA. Es urgente que ARENA agradezca y reconozca ese apoyo, que compromete al partido a ser fiel cumplidor de esos principios; de aquí en adelante, ARENA no puede volver a equivocarse. Es indispensable que llame a los ciudadanos, organizados en diferentes grupos (los 300, 9M, Súmate, etc.) y les invite a una participación real, abierta y sincera dentro del partido, si ellos lo desean. Y, si prefieren mantenerse no partidarios, invitarles periódicamente para escucharles y aplicar sus opiniones. Ese gigante no puede dormirse de nuevo; ¡bendito sea por haber despertado!

-Clarísimo el rol visible y preponderante que tomó finalmente el sector de la juventud de ARENA (JRN, Juventud Republicana Nacionalista) lo que hace mucho tiempo no se veía. De nuevo, ARENA debe retribuirles justamente, dando apertura y buenas oportunidades de crecimiento dentro del partido a esta nueva generación, que no sólo tiene ideas frescas y más efectivas, sino que están mucho más preparados para afrontar los retos del presente siglo.

-Clarísimo que el "esparcirse" del partido ARENA fuera de sus mismos muros es, sin duda alguna, lo más positivo que puede sucederle. Lo comprueba la acogida que ha tenido en la ciudadanía el Dr. Portillo Cuadra. ARENA no puede volver atrás; de aquí en adelante debe ser inclusiva de todas aquellas personas honestas, capaces y patrióticas que defiendan principios, no intereses. ARENA debe estar dirigida por el COENA, no por personas detrás del COENA. ARENA debe volver a la mística y eliminar la "pística" que todo lo corrompe.

Sí, muchas sombras rodean al 9M; pero en ARENA, afortunadamente, todo está aclarándose.

*Columnista de El Diario de Hoy.