Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Circo romano en tiempos modernos

En el pasado, la diversión de los emperadores incluía el famoso "circo romano", creado para divertir al pueblo, a través de sangrientas luchas.

Miles de años después en El Salvador vemos a un presidente tratando de emular los espectáculos que según él, divierten a las personas, entre los que podemos mencionar el presionar la creación de un "tribunal inquisidor" que juzgue sin tener el poder para ello, y sin tener las atribuciones constitucionales para sentar a un expresidente en el banquillo de los acusados.

Con todo este show que bien podemos calificar como "terrorismo de Estado" el presidente Funes está logrando lo que realmente ansiaba: distraer la atención de lo que todos ya sabemos que sucedió: el pacto que él y el gobierno del FMLN hicieron con bandas criminales.

Si de dinero se trata, hay que recordarle al presidente Funes que su gobierno tendrá el reconocimiento de haber sido el que más presupuesto tuvo y el que más endeudamiento generó. También hay que recordarle lo que esta semana nuestra diputada Ana Vilma de Escobar reveló: más de 200 millones de dólares despilfarrados en el gobierno de Funes, o empleados quizás en buena parte, para financiar sus oscuros tratos con los delincuentes.

Obviamente, porque lo hemos podido ver en todos los días de campaña, el presidente ha destinado muy buena parte de los fondos estatales a la elaboración y presentación de spots haciendo campaña contra ARENA y a favor del FMLN, a pesar de lo que él diga y del silencio con que el TSE se ha manejado cuando de representantes del FMLN y el gobierno infringiendo la ley se trata.

Resulta escalofriante el solo pensar hasta dónde una personalidad como la del señor Funes, que se ha destacado por su estilo dictatorial, prepotente e irrespetuoso, haya llegado al extremo de someter la libertad y seguridad de todos los salvadoreños, a la voluntad de grupos criminales que se desataron y aumentaron en número y fuerza justamente durante su mandato.

A pesar de lo grave de la situación, al señor Funes lo único que le ha interesado a partir de que se conocieran los reveladores audios, es que se discuta sobre cómo se filtraron, dejando de lado la importancia de su contenido, lo grave de sus actuaciones al no estar su gobierno capacitado para enfrentar la criminalidad, convirtiendo la situación en su propio circo romano, cada vez que aparece dando declaraciones.

Sin embargo, lo único que ha quedado claro gracias a las últimas actuaciones de la misma Fiscalía, es que tales grabaciones son ciertas, lo que corrobora que el gobierno del FMLN presidido por Mauricio Funes pactó con los delincuentes que tienen en zozobra a la población, permitiéndoles fortalecerse en los territorios; las consecuencias de esta traición al pueblo es lo que debiéramos estar evaluando, pero la forma que el FMLN y Funes han buscado para evitarlo es seguir con el circo, hablando de cualquier cosa o persona, menos del problema que más resiente y preocupa a los salvadoreños.

Lo más irónico de todo es que mientras el presidente, el FMLN y ALBA hacen sus campañas para tratar de convencernos que las cosas están mejor que antes, la ciudadanía está siendo amedrentada por los delincuentes, para que no salgan a votar o que lo hagan por el partido de gobierno y no otro, so pena de atenerse a las consecuencias --esto no es un invento mío, sino algo que la fiscalía ya hizo público-- lo que demuestra una vez más la existencia de vasos comunicantes que hay entre el FMLN y las pandillas, y que hay compromisos de dicho partido con los criminales que asesinan, extorsionan, violan, asaltan y amenazan al pueblo salvadoreño.

Es triste que haya aún quienes no vean la realidad que tienen frente a sus ojos, porque cuando ya casi se cumplirán cinco años de este gobierno del FMLN, está claro que los únicos que han salido beneficiados del mismo han sido sus miembros, presidente incluido, y también han dejado claro que los millones de dólares invertidos en publicidad falsa -porque ellos mejor que nadie saben que mienten en sus spots- no borrarán el hecho de su mal gobierno, y del show que montaron para aparecer como salvadores de "los más pobres", cuando lo obvio es que luego de cinco años, dejarán un país más pobre y lo que es peor, entregado al ruedo de peligrosos grupos delincuenciales.

Pero se les olvida que el voto es secreto y que nadie puede creer que la población se dejará engañar nuevamente por el Frente o por Funes, pues sólo con su voto puede cambiar la trágica realidad en la que nos han sumido el FMLN y su presidente.

*Colaborador de El Diario de Hoy.