Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cinco reglas para colapsar una economía

Analizando las palabras del candidato Sánchez Cerén cuando dice que la Venezuela de Maduro es "el faro de luz que ilumina los pueblos de América Latina", me trajo a la reflexión un reportaje del noticiero CNN de "Cómo arruinar la economía de un país". Este reportaje se hizo cuando en una gran cadena de tiendas de electrodomésticos de Venezuela la gente salía con televisores y todo tipo de electrodomésticos a "precios de ganga". No era "Black Friday" ni temporada navideña, pero esta locura es la que está viviendo Venezuela. El gobierno de Maduro al promover saqueos ha decidido jugar a Robin Hood.

El incidente venezolano motivó la reflexión de CNN de que por lo general los medios sólo editan artículos sobre las mejores prácticas de las economías, pero los sucesos en Venezuela obligan también a comentar a los lectores sobre un listado de las cosas que se deben de evitar, una guía paso a paso que podría titularse "Cómo arruinar tu economía". Esta ya no es una simple lista teórica, Venezuela ha puesto en práctica cada elemento de este listado para el fracaso.

La regla número uno consiste en nacionalizar el comercio. Esto sucedió en ese país con la cadena de electrodomésticos DAKA. El Presidente Maduro dice que los precios de los televisores eran demasiado altos porque Estados Unidos está tratando de destruir la economía venezolana. No está claro cómo su solución de tomar la compañía bajo control del gobierno va a arreglar algo, sólo lleva a la regla número dos: Crear hiperinflación.

La realidad es que el promedio de precios de los bienes en el mercado venezolano ha aumentado un 54% en lo que va del año; por ejemplo, si la canasta costaba US$ 100 en enero, ahora cuesta US$154. El efecto es claro, si los precios suben, los salarios se deterioran en su poder adquisitivo y eventualmente tienen que subir. Al final, cualquier cosa que se produzca simplemente cuesta más. Los ahorros pierden su valor, la clase media desmejora su nivel de vida y toda la economía y la población sufre.

Regla tres: Introducir una crisis monetaria. ¿Qué provoca la inflación desatada? Devalúa la moneda. El cambio oficial es de 6.3 bolívares por dólar, y no hay divisas. En el mercado negro el precio de un dólar cuesta de 7 a 10 veces esa cantidad. Para un país que importa el 70% de sus bienes básicos esto es un severo problema. Hasta se quedaron sin papel higiénico, y ahora, se les acaba el dinero para pagarlo.

Regla cuatro: Subsidios, subsidios y más subsidios. Y si el Gobierno se queda sin dinero parece no importarle a Maduro. Sigue subsidiando vivienda, comida, salud, la gasolina, etc. Y no sólo como una política interna, el Gobierno subsidia y prácticamente regala el petróleo y derivados a países como Cuba y El Salvador, sin importarle la liquidez, de quedar sin dinero.

La regla cinco consiste en imponer al país una dictadura. Maduro, con pírrica mayoría logró la "Ley Habilitante", con la cual el Poder Legislativo fue cedido al Presidente. Maduro alega que así combatirá la "corrupción del mercado", pero sólo ostenta autoritarismo. Esto es un verdadero fraude, ya que sus políticas dictatoriales sólo han colocado a Venezuela en el lugar 181 de 189 países con facilidad de hacer negocios.

Le tomó años a Chávez introducir cambios para hundir la economía venezolana. Maduro cree que profundizando esos cambios la sacará a flote. Pero sólo profundiza su colapso.

Chávez, moribundo, eligió a Maduro como heredero y garantía del rumbo del socialismo. ¡Dios quiera que los salvadoreños no nos dejemos imponer estas recetas del fracaso económico!.

* Colaborador de El Diario de Hoy.

resmahan@hotmail.com