Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Chucho No Morirá

Para los que no son de por aquí, "matar el chucho a tiempo" es algo como curarse en salud. Por ejemplo, algunos nos cuidamos para, Dios mediante, no llegar a viejos enclenques; o cuando el cipote que se come la caja entera de chocolates, decide contarle a su mama para suavizar la nalgada.

El FMLN y sus compinches, han lanzado su ofensiva matemos el chucho de ARENA a tiempo, para seguir empalagándose con la miel del poder, sin importarles que El Salvador se esté suicidando a sus pies.

Asesorados por maquiavélicos estrategas, disparan el primer cuetazo contra los perros flacos del robo de la autopista "Les Guste o no Les Guste", pero el tiro les sale por la culata pues el tiempo pasó, nunca se detalló a los que empezaron la piñata, y la papa se enfrió.

El cuete número 2, va en contra de los estrategas CEL ENEL, pero en vez de lastimar al chucho, develaron sus verdaderas intenciones. ¿Qué importa la perdida de soberanía en generación eléctrica si hay italianos con el expertise y la plata para sacarle el jugo a la geotermia, y así reducirnos la cólera cuando recibimos la cuenta de la luz? ¿Que no se dan cuenta que están quedando como los malos de la película enjuiciando a un anciano que muchos meten sus manos al fuego por su honestidad?

Ya que no les sirve el pulso para pegarle a las brujas que pretenden cazar, porque no ocupan el poco tiempo que les falta para matar el chucho a tiempo, pero no para mantenerse en el poder, sino para evitar que los recordemos como el peor gobierno que ha tenido El Salvador. Too late grita un periquito gringo que Maduro Style aterriza en mi hombro.

Y sigue la fregadera. En el 24 aniversario de la fallida ofensiva "hasta que toparon", lanzan un misil contra la integridad de la única vicepresidenta mujer en la historia del Pulgarcito. No contaban con la valentía de Ana Vilma que se les mete en plena conferencia de prensa para limpiar su nombre. "Dejo a Tóchez Tocho decía el "Jeisbuk" (para los no guanacos, cuando decimos tocho, queremos decir todo echo mi…), y las mujeres la apoyaron indignadas por semejante macho mentiroso.

Mejor deberían meter el acelerador para abrir las calles en carpeteo, en vez de andar imaginándose brujas en lugar de conejos, en una pequeña isla, y comprando aviones vejestorios.

Pero no, a escupir veneno en la radio y en las redes sociales se ha dicho, y a botar millones no en una, ni en dos, ni en 3, sino que en 4 campañotas en contra del chucho tricolor: La de Funes, la de Chamba, la de Tony y la de Alba.

Mas no contaban con la astucia del salvadoreño de hoy, que no le dan "atol con el dedo" (para los no guanacos, no le dan bullshit).

¡Escuchen la voz del votante! "Gracias por la leche, pero mejor tapen las goteras de la escuela; no me maten la iniciativa; queremos ganarnos los frijolitos sin que nos extorsionen; no me regalen la computadora, prefiero trabajo para poderla comprar; dejen de estar haciendo treguas y negocios turbios." Too late repite el periquito.

Si señores, ya no hay tiempo para matar al chucho. Tuvieron una oportunidad de oro y la desaprovecharon: Trabajar de la mano con la empresa privada para convertir a El Salvador en una verdadera fábrica de empleos, y así evitar que nuestro país se empobreciera tanto y pasara al Hall de la Pena en todos los índices de competitividad.

Volumen a Sinatra por favor: And so the end is near….

* Columnista de El Diario de Hoy.

calinalfaro@gmail.com