Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cerrando filas

El FMLN ha sido desde siempre un partido con dos cualidades; la capacidad producir un discurso que parece más afín a los intereses de las mayorías y la disciplina de cerrar filas alrededor de sus candidatos independientemente de su idoneidad para el puesto. Juntas le han valido ya dos ganes en presidenciales. Y es esa disciplina la que en el momento electoral logra lo inimaginable, ya que cada votante afín, se convierte en un vocero del partido que defiende a capa y espada a su candidato sin importar si este cumple los requisitos mínimos para el puesto.

ARENA y los de pensamiento afin, con la renuncia de Norman Quijano debemos probar que esta vez sí podemos unificarnos alrededor de un candidato, que las individualidades, los egos y las aspiraciones personales pueden pasar a segundo plano, poniendo por delante los valores que congregan a los que creemos en un sistema próspero, democrático, incluyente y basado en libertades individuales. Edwin Zamora, al igual que Norman Quijano, supera con creces en capacidad, conocimiento y experiencia al aspirante por el partido de izquierda para la alcaldía de San Salvador, de eso no hay duda, ojalá sólo eso fuera necesario para ganar la elección.

Criticar mucho y apoyar poco es receta para el fracaso, las críticas constructivas son buenas, pero son mejores las que vienen de personas que se han tomado el tiempo para conocer de primera mano los temas o problemas que comentan. Ideal si esos críticos también están dispuestos a bajar al terreno para ayudar a corregir el problema, porque desde los graderíos cualquiera es buen técnico de fútbol.

Debemos apoyar la candidatura de Edwin Zamora, para así continuar el proceso de mejora de nuestra capital, que inició en 2009 con viento en contra, proceso que nos ha dejado los mejores parques y plazas de Centro América, un sistema de monitoreo por cámaras en el centro de San Salvador, una funeraria municipal de primer mundo, la casa del zapatero, la nomenclatura de la ciudad, lavaderos municipales automatizados, miles de personas graduadas de técnicos u oficios, un sistema de recolección de basura acorde a las necesidades de la ciudad, canchas deportivas renovadas y muchas obras más. Estoy seguro que Edwin traerá nuevas e innovadoras ideas a la administración municipal, pero debemos recordar que para desarrollarlas primero necesita nuestro apoyo.

* Colaborador de El Diario de Hoy.