Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carta al Chelón

Querido amigo…_un año ya se fue en días de papel… Por acá, todo está igual. Siempre hay algo que pagar cuando se termina el mes…

Mi buen amigo, por lo que escribo ya puedes darte cuenta que aquí las cosas no están buenas, que todo sigue igual y un año más... que se me va. Pondré al fuego otro café para esperar... amanecer…

Querido amigo… las palomas otra vez me han pintado el ventanal.

Me han subido el alquiler, creo que el próximo mes ya me tengo que mudar.

Me olvidaba de decir que el pasado mes de abril dijo la televisión que un cometa pasará y tal vez nos traerá otro tiempo más feliz…

(Fragmentos de Carta a un amigo, de Fernando Ubiergo)

PD: Como se habrá dado cuenta, este año que ha pasado desde su partida murieron Chávez y Mandela (no piense que quiero compararlos), tenemos un nuevo Papa, Francisco, y nos toca vivir una campaña electoral encarnizada.

Los locos armados han continuado sembrando el terror en universidades y sitios públicos en Estados Unidos.

Los zelayistas quisieron hacerse con el poder otra vez en Honduras, pero no pudieron pese a que gritaron y patalearon. Por último, Zelaya hizo a un lado a su esposa y dirigió las protestas contra el resultado de las elecciones, pero ni las amenazas ni las maniobras chavistas pudieron revertir los hechos.

Menudo lío se le debe de haber armado al presidente Obama después que la furia se marcara en el rostro de su esposa tras verlo conversando muy cómodo con la primera ministra de Noruega. Imagínese si hubiera sido otro affaire al estilo Clinton...

Benedicto XVI se retiró y su sucesor, Francisco, el primer latinoamericano en la silla de San Pedro, con la humildad y la apertura que lo caracterizan ha acercado aún más al papado a la gente, ha llamado al clero a la modestia y ha reprendido a los que no dan testimonio de su fe.

Por el contrario, Maduro, el sucesor de Chávez en Venezuela, ha desplegado toda su carga contra los empresarios y la oposición y quiere que, por decreto, todos los venezolanos sean felices (¿?). Lo único que ha logrado es escasez e inflación.

Aquí, como allá, le siguen apagando los micrófonos o callando a quien habla lo que no le gusta al oficialismo.

Todavía no se han producido contactos extraterrestres de los que tanto habla la gente, aunque siguen fluyendo las películas al estilo de los Hombres de Negro o los Zombies.

El volcán Chaparrastique hizo una erupción, dejando un espectáculo celeste, pero también miles de evacuados en la zona por la lluvia de ceniza y gases tóxicos en oriente.

Lo que no fue nada de película es la mortandad causada por el uso de gases tóxicos en la guerra de Siria. Las fotos mostraban montañas de cadáveres de niños afectados por el veneno, pese a lo cual el régimen sirio sigue en el poder y no ha sido juzgado por crímenes de guerra.

Tampoco son nada de película las decenas de cadáveres encontrados en cementerios clandestinos que, al decir del Fiscal y de Medicina Legal, comprueban que los mareros nunca dejaron matar en la famosa "tregua", sino que siguieron asesinando y enterraban los cuerpos como si nada pasaba, para bajar artificialmente las cifras de homicidios y, por ende, la presión a las autoridades. La gran estafa, pero sin Clooney…

De la misma forma armaron una tragicomedia oficial para legalizar el aborto vía una sentencia de la Sala de lo Constitucional, pero los magistrados no se dejaron sorprender e impidieron la burla que nos querían hacer a todos los salvadoreños.

Por cierto, ¡cuánta falta nos hace que nos surta de material fílmico!

Pero, sobre todo, cuánta falta nos hace usted por acá, sus ocurrencias, sus canciones al estilo de Paul Anka y Raphael.

Déle mis recuerdos entrañables a nuestro querido Lolek, a quien sé que admira mucho, y mis respetos a la Laney, la niña de Pensilvania que, como usted, luchó por la vida hasta el final. Ahora entiendo que el Señor prefiere llevarse a la gente como ustedes porque son demasiado buenos para estar en este mundo.

Dígale al buen Dios que le damos gracias por todo su amor y sus excelencias y porque entendemos que cada día en el 2014 será una oportunidad más para nosotros y la humanidad para ser mejores.

Hasta siempre, Chelón…

Mario