Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La burbuja

El ex presidente Saca y su grupo fincaban todas sus esperanzas de hacerse otra vez con la presidencia en un hecho que tendría que ocurrir: el colapso de ARENA. La cuenta era muy sencilla: el espacio que quedaría libre sería llenado por ellos.

El éxito de Saca dependía absolutamente de que ARENA se convirtiera en cadáver. "Ahora el partido somos todos", decía el lema de GANA, el partido formado por los incondicionales al ex presidente. La frase evocaba la sustitución de lo nuevo por lo viejo. La muerte de algo y el nacimiento de otra cosa.

Pero un partido político no se puede "vender" como un artículo comercial. Era absurdo esperar que GANA pintando postes, tuviera el mismo éxito de posicionamiento que tuvo una empresa telefónica haciendo lo mismo. Error que el grupo de Saca volvería a cometer después con las famosas casas de Unidad.

Un movimiento político para conectar de verdad con el electorado, necesita mucho más que alguien con buena oratoria, muchísimo dinero y recursos mediáticos. Para prender en la gente un partido necesita tener una clara propuesta ideológica, un discurso político coherente y cuadros con capacidad intelectual y organizativa.

Evidentemente GANA sólo tenía mucho dinero, soporte mediático y bastante pintura anaranjada. Nada más. No se pegó, pues, mientras que ARENA, en medio de su peor crisis tras la derrota electoral en 2009, se agarró de su larga trayectoria, de la fuerza de su marca y también de su liderazgo histórico, fundamentalmente los expresidentes, hay que decirlo.

Pero GANA además de carecer de una plataforma ideológica clara y de un discurso político atractivo y coherente, se convirtió en la bancada de Casa Presidencial y en el partido (aliado es mucho decir) que le hace los trabajos al FMLN. Allí está el récord de las votaciones de su fracción para quien le interese el tema. GANA nunca fue un partido de oposición sino un apéndice del oficialismo.

De manera que las personas opositoras al gobierno del FMLN, y que según las encuestas son mayoría, se mantuvo leal a ARENA. Así lo demostraron los resultados de las elecciones de 2012, de donde ARENA emergió como primera fuerza política. GANA obtuvo una representación legislativa básicamente residual.

Ese partido, por su debilidad electoral y también por imagen, dejó de ser la opción de convertirse en el vehículo electoral de Saca y mucho menos fue capaz de ocupar el espacio de ARENA. Se vino otro intento, entonces, para construir el soporte organizativo del ex presidente: Unidad, que no es otra cosa que la Alianza de tres pequeños partidos: PCN, PDC y GANA.

Las encuestas establecen que estos partidos tienen muy poco impacto en el electorado y que su imagen está muy deteriorada. Además forman un bloque oficialista. Ellos no son oposición, de hecho sus colores aparecen en la publicidad que hace Casa Presidencial de sus cuatro años de gobierno.

Por ello los publicistas de Saca se enfocan en la palabra Unidad. Y para posicionarla como el nombre de un movimiento político, impulsaron la estrategia de pintar casas, (otra vez la pintura) para dar la idea de crecimiento y entusiasmo.

Tal estrategia es copiada también de la misma empresa telefónica de los postes. No son casas de campaña, son casas donde viven familias a quienes les pagaron por la pintada. Eso está documentado en un reportaje del periódico digital El Faro.

El pasado viernes 19 de julio, era la gran fecha para Unidad y Saca. Ese día reconocidos areneros anunciarían su apoyo al expresidente. Se esperaba, según los organizadores la asistencia de centenares de personas. Ni llegaron centenares y tampoco areneros reconocidos. Fue un fiasco.

El hecho es que la candidatura de Saca no tiene trabajo territorial firme, tampoco muchas personalidades que lucir, los partidos que lo apoyan, además de ser un bloque oficialista, tienen una mala imagen, las propuestas no nacen de un equipo de técnicos y políticos, sino de la mente de publicistas.

Todo ello sumando al hecho de que ARENA, salvo en la mente de algunos presentadores de tv, no colapsó; hacen que la candidatura de Saca sea una verdadera burbuja.

*Columnista de El Diario de Hoy.