Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buen legado municipal

El éxito de la gestión municipal de San Salvador del periodo 2012-2015, que termina el próximo primero de mayo, no ha sido resultado de la suerte o de la casualidad; más bien se ha debido a que se contó con un plan de gobierno municipal en el cual se valoraron actividades y proyectos en el sentido correcto, permitiendo evaluar los resultados con objetivos, metas, responsabilidades e indicadores de gestión.

Se priorizaron proyectos importantes para el beneficio de los capitalinos, buscando satisfacer, dentro de las posibilidades, las necesidades de la capital; con un enfoque de simplicidad, participación de las comunidades, adecuación, oportunidad y de su utilidad para los capitalinos. Sin un plan bien elaborado y un equipo multidisciplinario comprometido y capaz, es muy difícil conseguir los objetivos y resultados esperados.

Es así como la Alcaldía de San Salvador liderada por el doctor Norman Quijano, hizo realidad diferentes proyectos encaminados al fortalecimiento de la relación familiar, el rescate de valores, la reducción de riesgos sociales y ambientales, así como la ejecución de programas tendientes a mejorar la convivencia ciudadana y el desarrollo de la infraestructura social y económica de nuestra querida ciudad.

Es importante destacar la construcción de la plaza que abraza el monumento al Divino Salvador del Mundo, remodelación que en su momento fue duramente criticada y ahora se ha convertido en punto de encuentro de los salvadoreños de todo el país, un diseño tan adecuado que permitirá celebrar la ceremonia de beatificación de monseñor Romero.

La remodelación consistió en la aplicación de concreto pulido con pigmentación color barro tenue, construcción de dos rampas principales que conducen hacia la plaza rectangular principal, un espejo de agua rectangular, conformación de un camino de árboles de maquilishuat y bancas de concreto en forma de "L" al pie de cada árbol, graderías de terreno natural perfectamente engramadas, caseta de bombeo para el manejo del espejo de agua, la construcción de una cisterna de 17.28 metros cúbicos y las instalaciones eléctricas para iluminación de la plaza. Todo con un costo de US$335 mil.

Otros proyectos importantes han sido la construcción de 58 obras de mitigación para comunidades vulnerables, consistentes en muros de contención, obras perimetrales y de protección; concreteado de taludes, reparación de aceras y gradas; cambios de cubiertas de techos en casas comunales, obras de descarga de drenajes de aguas lluvias y aguas negras; beneficiando con ello a más de 16 mil personas. Con una inversión estimada de US$4 millones. Iluminación de las principales carreteras multicarril del Municipio, en el arriate central. Bulevar Los Ángeles o Calle a Comalapa en el tramo del Cristo de La Paz al Monumento Bienvenido a Casa (5.26 km), Avenida Jerusalén (1.33 km) en el tramo que va del Parque Bicentenario al Redondel Masferrer; y la Avenida Masferrer Norte en el tramo del Redondel Artiga al Redondel Thelma Davidson (2.63 km). Con una inversión de US$370 mil.

Y qué decir del Parque Bicentenario con una construcción de 1,500 metros de senda peatonal y 1,500 metros de ciclo-vía realizadas en dos etapas; construcción de senderos y reforestación con 8,000 árboles; construcción de seis áreas de recreación para picnic, con juegos infantiles, barbacoas, y un área llamada el Bosquecito, con anfiteatro, equipamiento para camping y picnic.

Pudiera continuar enumerando y describiendo más obras y proyectos destacados.

Importante es resaltar otro logro: haber implementado y obtenido importantes reducciones en términos de tiempo, pasos, requisitos, visitas, documentos internos, personas y departamentos involucrados, en los trámites administrativos municipales. Le deseo el mejor de los éxitos a la nueva administración municipal, la cual deberá continuar con obras de esta envergadura en beneficio de San Salvador.

* Colaborador de El Diario de Hoy.

resmahan@hotmail.com