Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bienvenida doña Letizia

Resulta confortante sentirnos desde El Salvador cerca de España a través de la visita de los monarcas españoles en las veces anteriores que vinieron los reyes a nuestro país y esta semana con la visita de la Reina doña Letizia a El Salvador.

Y fue notorio y triste ver el recibimiento en el aeropuerto por un viceministro sin corbata en representación de la nación salvadoreña. Señores, la Reina es la esposa del Rey y el Rey es el jefe del Estado Español, que constitucional y orgánicamente está por encima del presidente del gobierno y por lo tanto es la máxima autoridad española.

Y no viene a solicitar ayuda ni apoyo como van los funcionarios del gobierno y los alcaldes a España. Viene a cerrar acuerdos de ayuda y colaboración de muchos millones de euros a través de los proyectos de la cooperación española en los lugares donde se necesitan recursos primarios, que en realidad, debieran ser proveídos por el gobierno salvadoreño. Semejante a los proyectos que se realizan con las Cooperaciones de Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Japón o el Fomilenio de EE.UU.

Y si de un país tiene que aprender El Salvador en relación a la evolución democrática de treinta y seis años del gobierno del general Franco a la democracia, que ya tienen más de 25 años y la modernidad, es precisamente de España.

En primer lugar por la alternancia pacífica entre los partidos de centro izquierda y centro derecha, el partido comunista aunque tuvo cabida, desapareció en los primeros años de la democracia.

En segundo lugar por la evolución industrial que conozco desde los años setenta hasta la actualidad. Primero con la calidad, luego con la productividad, después con el diseño, más adelante con la investigación y el diseño y actualmente con la investigación, el diseño y la innovación.

Por si no lo saben, España tiene la red de trenes de alta velocidad --viajan a 320 kilómetros por hora-- más grande de Europa. La evolución de las empresas en los últimos veinte años pasó del estancamiento a ser pioneras en el mundo, por ejemplo en la energía solar y la energía eólica. Hay decenas de miles de generadores eólicos por toda España y por doquier se ven granjas solares. La mejor liga de fútbol del mundo es española y tiene los dos equipos que para ver sus encuentros, hasta se han parado guerras por cuatro horas.

En España se fabrica una parte del Air bus, las grandes marcas de automóviles y electrónicas tienen fábricas en España y las empresas españolas compiten en las grandes obras del mundo. Pues eso y mucho más es España, en lo histórico, milenario y la modernidad del siglo veintiuno, de donde es la Reina doña Letizia.

*Ingeniero. Columnista de El Diario de Hoy.

www.centrodecalidadyproductividad.com