Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ARENA, es momento de hacer una pausa

Ante un país en caos, el partido de oposición debería tener fácil la preferencia de los ciudadanos. Pero por ahora no es así. Pero para que esto cambie, ARENA tiene que convertirse en un partido para los salvadoreños

Seguramente nadie se sorprende si una encuesta demuestra que la mayoría de los salvadoreños no estamos contentos con el rumbo que lleva el país. Lo que sí sorprende es que a pesar de eso, el FMLN esté en primer lugar al medir la simpatía de los ciudadanos hacia un partido político. Pero esos fueron los resultados de una encuesta reciente. La diferencia por la que apareció arriba de ARENA fue muy poca, pero debería ser motivo de preocupación para el partido de derecha. 

Yo estaría espantado. El FMLN tiene ahora uno de los peores gobiernos de la historia de nuestro país. Pero aún así salió como favorito. ¿Qué quiere decir esto? Que ARENA no logra salir adelante ni siquiera con todo lo desgastado y debilitado que está el partido de izquierda. Creo que es el momento para que ARENA haga una pausa y comience a replantearse lo que ha estado haciendo hasta ahora. 

Y es que es muy poco probable que para las próximas elecciones surja una nueva fuerza política que tenga probabilidades reales de ganar. Así que lo más probable es que las opciones sean dos partidos políticos que están ya demasiado debilitados. Y esto no le conviene a nadie. 

Pero pareciera que ninguno de los dos lados logra ver esta realidad. El FMLN piensa que está mejor que nunca. Hace poco, Medardo González dijo que el próximo candidato a la presidencia sería un militante de línea. En pocas palabras insinuó que no se trataría de Nayib Bukele, o casi se lo mandó a decir a él. Y por otro lado, ya se dice que Medardo tienen intenciones de postularse como candidato. Yo no podría pensar en un peor candidato para la izquierda (o para el país). 

ARENA tiene que cambiar la manera en la que está siendo oposición. Por ejemplo, ¿por qué decidieron retirarse de la comisión que estudia la ley de probidad? ¿Por qué cada vez que algo no les parece, simplemente se retiran? ¿Cómo es esta su manera de ser oposición? Están siendo una malísima oposición. 

Estamos en un momento en el que la mayoría de salvadoreños no está conforme con la realidad del país. La gente está cansada de lo mismo. Casi nadie cree que se puede salir adelante; el 79 % de las personas abandonarían el país si tuvieran la oportunidad. Es hoy el momento en el que ARENA debe comenzar a cambiar. Es ahora cuando tiene que reformarse. El tiempo pasa rápido y cuando menos sintamos, ya vamos a estar en periodo de elecciones nuevamente. 

Ante un país en caos, el partido de oposición debería tener fácil la preferencia de los ciudadanos. Pero por ahora no es así. Pero para que esto cambie, ARENA tiene que dejar de ser un partido para los areneros y convertirse en un partido para los salvadoreños.

*Colaborador de El Diario de Hoy.