Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aquí, circo sin pan

"Pan y circo" era la fórmula mágica que durante el Imperio Romano descubrieron los todopoderosos emperadores, adorados como divinidades y los patricios, para mantener quieto al pueblo en condiciones ingratas pero sosteniendo con impuestos y trabajo sus vicios y placeres.

El Circo Máximo y el Anfiteatro Flavio, hoy Coliseo constituían el marco ideal para presentar los inhumanos combates entre salvajes gladiadores, que con su extrema crueldad, despertaban los más bajos sentimientos de una chusma enloquecida, sedienta de más y más sangre, que aclamaba a los luchadores de tan sangrientas acciones, y a sus dirigentes. Los abundantes repartos de pan, producto de fuertes subsidios, era el complemento ideal para que el pueblo, con sus sentidos embotados, dejara de pensar y exigir justicia a sus opresores.

Vivimos una situación similar, con la diferencia de que el FMLN nos ofrece a diario fantásticos números de circo, de corte surrealista, en las declaraciones de funcionarios y las actitudes de los principales dirigentes de la cúpula roja. La justificación para aumentar la deuda a niveles insostenibles, repetida en los múltiples madrugones, es que están destinadas a programas sociales en salud, educación y seguridad, únicamente puede ser creída por esos estamentos de la población, que para conveniencia del gobierno, deben mantenerse en los más bajos niveles de pobreza para aceptar el discurso del circo, aunque sea sin pan.

La descarada aseveración de que la presidencia de la Asamblea debía ostentarla el FMLN como la única manera de apoyar al Ejecutivo para lograr la gobernabilidad, y sus feroces ataques a la Sala de lo Constitucional, demuestran su voracidad para logar control absoluto de las instituciones del Estado y burlar la voluntad del pueblo manifestada en las urnas. La presencia de Gallegos en la presidencia de la Asamblea, es un insulto para los diputados decentes y para los ciudadanos, que nos sentimos humillados de que un político tan desprestigiado y prepotente, que había presumido de lograr más de 75,000 votos, no llegó ni a 30,000 y se coló por residuos. ¿Qué tan negra negociación habrá existido entre el Frente y GANA para lograrlo?

Otro número bochornoso de este circo, es la millonaria campaña presidencial, donde el profesor, en blancas vestiduras, sonrisa y brazos abiertos, proclama el buen vivir, el gobernar para todos, para repetir en mupis y enormes vallas, las mentiras del show que monta los sábados en humildes comunidades, donde nadie puede exponer sus verdaderas necesidades, ni las carencias enormes que sufren, porque ya los actores, previamente entrenados, felicitan al mandatario y a sus ministros, expertos en representar una comedia totalmente falsa.

La ruina de hospitales y escuelas, habla por sí sola. Los policías haciendo rifas para recaudar fondos para comprar repuestos para sus vehículos. El sangriento récord de 25 homicidios diarios, calificado ridículamente por las autoridades como reacción por la afluencia de peregrinos a la beatificación, y al temor generado en las pandillas por las severas medidas tomadas por el gobierno, es como para exigir de inmediato, su renuncia y destitución.

Genial pregunta de Manuel Enrique Hinds, "¿Qué se hace el dinero?" cuando de 2009 a 2015 el gobierno ha recibido $23,789 millones entre ingresos corrientes y préstamos, 33% más que gobiernos anteriores, destinados hipotéticamente a programas sociales, a combatir la delincuencia y mejorar salud y educación. ¿Alguien lo cree? Porque es un número cruel, digno del Cirque du Soleil, la comparación entre los sufrimientos de la población tan necesitada de esos servicios, y la vida regalada de la nueva oligarquía de millonarios, indiferentes al dolor de quienes prometieron defender.

*Columnista de El Diario de Hoy