Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Aprender a contar nuestra historia"

En carta reciente que Paolo Lüers dirigió a Celina Sol de Kriete, resaltó una frase que ella pronunció en su discurso tras recibir el Premio Empresario Benefactor, otorgado por la ASI: "Debemos aprender a contar nuestra historia", frase que merece ser analizada y considerada como un cambio de la actitud reservada que el sector privado ha mantenido, sobre sus proyectos de responsabilidad social para superar la pobreza y la exclusión.

Se ha trabajado mucho y bien, pero con un perfil tan bajo, que la izquierda ha logrado anular, y beneficiarse destacando sus propios proyectos, como la publicidad millonaria de ALBA de sus programas sociales, con propósitos electorales, pero con muy pocos resultados tangibles.

Ya es tiempo de contar esa historia escondida y silenciosa, desarrollada desde hace años por la Fundación Gloria de Kriete, los Programas SUPÉRATE, que apoya Hilasal, Fundación Poma, Merlet, Adoc, Futbol Forever, las Escuelas del Real Madrid, FESA, Glasswing, por mencionar algunas, pero cuyos resultados son ya evidentes. Jóvenes que han cambiado sus vidas, encauzando sus destinos hacia un futuro mejor, jamás imaginado sin la ayuda de estas organizaciones que han creído en ellos.

Más los muchísimos proyectos que en el anonimato desarrolla la Iglesia Católica, que con escasos recursos mantiene escuelas, clínicas, hogares de ancianos, comedores, centros de adaptación, que por la misericordia de Dios y la ayuda de tantos pequeños donantes desconocidos, apoyan a miles de seres que viven en extrema pobreza. La ejemplar labor del Padre Mucci en AGAPE, y el gigantesco esfuerzo de la Comunidad Salesiana, imposibles de detallar en tan pequeño espacio, pero que en lugar de verse apoyada y reconocida por el Estado, se ha visto despojada como el caso de la Ciudad de los Niños.

En este momento en que por resentimiento social se acusa a quien disfruta de medios económicos de poseerlos por habérselos quitado a otros, vale la pena empezar a levantar el velo, contando esas maravillosas historias, desconocidas y ocultas, pero que son parte de una cadena de sacrificios, que aunque se hacen por amor a Dios y al prójimo, deben compartirse para animar a otros a emprender ese camino. Un reconocimiento especial para Celina de Kriete por su admirable entrega, y a Paolo Lüers por su atinada iniciativa de "Aprender a contar nuestra historia".

P. D. RESPUESTA AL GERENTE DE COMUNICACIONES DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA LIC. GERARDO HURTADO.

El domingo 15 de junio, en su artículo "Hablemos con la Verdad", se refiere a mi columna de la semana anterior "Hablemos de Austeridad" acusándome de faltar al respeto a los diputados, presentando cifras falsas del presupuesto de la Asamblea. Me permito aclararle:

Con datos tomados de la Posición Institucional de FUSADES, yo mencionaba que el presupuesto de la Asamblea había crecido 4.7 veces entre 1999 y 2013 (368.2%), mientras los de otras carteras solo habían aumentado 2.3 veces. Pero el funcionario dice que yo afirmo que ese aumento ocurrió en el período 2013/2014. Lo invito a releerlo, a confirmarlo con el documento de FUSADES, y expresarle que no merezco ser acusada por Ud. de fanatismo político, ya que como toda la población, estoy consciente de la seria situación en que se encuentra el país, por falta de transparencia. Y que mientras la Asamblea no obedezca a la LAIP, haciendo pública la información que ha mantenido en reserva, sobre regalos, fiestas, nombres, sueldos y CV de sus asesores, el paseo a España del diputado Gallegos, de cuestionada autorización, hablar de transparencia en la Radio y Televisión Legislativas, carece totalmente de credibilidad.

*Columnista de El Diario de Hoy.