Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Apoyando el llamado al diálogo

El domingo 1 de junio, El Salvador juramentó a su nuevo Presidente, Salvador Sánchez Cerén, y a su nuevo Vicepresidente, Óscar Ortiz, en una ceremonia que marcó un final al proceso electoral salvadoreño.

En nombre del Gobierno de los Estados Unidos de América, felicito al Presidente Salvador Sánchez Cerén, al Vicepresidente Óscar Ortiz y al pueblo de El Salvador. Anticipamos con mucho optimismo la continuación de nuestra fuerte relación bilateral. Estados Unidos comparte el compromiso expresado por el Presidente Sánchez Cerén en su discurso de trabajar de cerca en el Asocio para el Crecimiento, para ayudar a alcanzar una sociedad más segura y próspera para el pueblo de El Salvador.

Durante su discurso inaugural, el Presidente Sánchez Cerén hizo énfasis en un punto de importancia crucial: la necesidad de dialogar. "Debemos encontrar siempre los puntos que tenemos en común, las necesidades colectivas y las oportunidades de construir juntos un país en donde vivamos en progreso, con dignidad, donde tengamos justicia y paz duradera. Solo así lograremos una verdadera reconciliación nacional", dijo.

Quiero exhortar a los salvadoreños a atender el llamado del nuevo Presidente a estar abiertos al diálogo con todos los actores para poder mover al país hacia adelante. Este llamado al diálogo significa respetar el derecho de expresarse libremente y proceder basándose en las mejores ideas para el país. Significa ser respetuosos de las leyes. Significa siempre enfocarse en el bienestar a largo plazo de todo el país.

Todos sabemos que El Salvador enfrenta retos muy graves. Tal como el Presidente lo acotó en su discurso, construir un El Salvador fuerte y vibrante requiere de la participación de todos sus ciudadanos, para poder vencer esos retos y crear la clase de país que merece la gente tan trabajadora de esta nación. El mundo conoce el potencial que El Salvador tiene y estamos de acuerdo que la institucionalidad democrática, la seguridad jurídica, reglas claras, y la inversión en educación e infraestructura son sumamente importantes para atraer más oportunidades económicas y generar empleos. Aplaudo especialmente el llamado del Presidente al involucramiento total en la vida pública de los jóvenes y las mujeres. El país necesita de los talentos de todos sus ciudadanos.

El Presidente Obama dijo unas palabras con las que ustedes se pueden relacionar en este momento tan importante en El Salvador. Él dijo: "Las democracias más fuertes florecen a través de un debate frecuente y vibrante, pero perduran cuando sus ciudadanos, sin importar su origen o creencia, encuentran una manera para apartar las pequeñas diferencias en pro de un propósito mayor". Yo lo veo como el mismo llamado que el Presidente Sánchez Cerén les hizo a ustedes en su discurso inaugural.

A través del Asocio para el Crecimiento, Estados Unidos está preparado para apoyar a los salvadoreños en el trabajo de fortalecer a sus comunidades, reducir la violencia y generar empleo. Compartimos el interés de crear un país más próspero y pacífico, y un futuro más prometedor para todo el pueblo cuscatleco.

*Embajadora de los Estados Unidos de América en El Salvador.