Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

América, el Descubrimiento y la salud

El Descubrimiento de América se ha estudiado sobre todo en relación a los efectos políticos, sociales y culturales, sin embargo el impacto sanitario ha sido estudiado últimamente, encontrando datos de interés general.

Con Cristóbal Colón no solamente vinieron los conquistadores, sino también animales de carga y domésticos, posteriormente llamados «animales de la conquista» como caballos, mulas y perros y los «animales de la colonia» que fueron vacunos, ovinos, porcinos y gallinas.

En términos epidemiológicos América había estado aislada del contacto con pobladores de Eurasia por muchos siglos, de manera que lo que inicialmente se denominó «el contacto de dos mundos», se convirtió en realidad en un intercambio de enfermedades.

Con los humanos y con estos animales también los acompañaba una carga de micro-organismos que producían enfermedades para la cual los nativos de América no tenían protección; de igual manera los conquistadores se enfrentaron con enfermedades que no tenían en el antiguo continente, y por tanto causó efectos catastróficos, pero de mayor magnitud para los habitantes nativos de América.

Los estudios han demostrado que uno de los eventos que predispuso a una mayor propagación de las enfermedades entre los indígenas fue que su dieta se basaba en maíz y otros vegetales, con pocas opciones de ingesta de proteínas derivadas de la carne, lo que pudo haber derivado en desnutriciones y anemia que los predisponían a enfermedades infecto-contagiosas, algunas claramente nativas del Nuevo Mundo, como lo eran la disentería amebiana, hepatitis, poliomielitis y tosferina.

A pesar de que por muchos años se ha pensado que la viruela fue la primera epidemia en impactar a los indígenas, recientes investigaciones han rastreado hasta la ciudad de La Isabela en lo que actualmente es Santo Domingo, el inicio de la primera epidemia, con una fecha posible de inicio el 9 de diciembre de 1493, un día después del desembarco del segundo viaje de Colón. El responsable fue la influenza o gripe porcina en una variante probablemente muy similar a la que se sufriera en el Siglo XX.

La segunda epidemia fue sin duda la viruela. Es así cómo ésta y la influenza acompañan a Hernán Cortez y Francisco Pizarro durante la conquista de la América Continental. Para 1519 aparecen los primeros casos de sarampión en Santo Domingo y en 1923 en Guatemala.

La población indígena americana se vio agobiada por tres grandes epidemias en un periodo menor a 40 años. No hay duda que las armas, los maltratos y otros vejámenes que sufrió la población indígena favorecieron la aniquilación, pero el impacto de las enfermedades en una población susceptible sin duda fue el mayor responsable en el exterminio de los indígenas. En aspectos de sanidad América ya no sería la misma después del descubrimiento. Aún a la fecha está en disputa qué enfermedades fueron "traídas" por los españoles y cuáles se "llevaron" de América al Viejo Continente.

Lo que sí es cierto es que las enfermedades que vinieron con los conquistadores españoles, llegaron para quedarse.

*Doctor en Medicina.

aguilarjoya@yahoo.com