Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alcanzar el poder total

Al cumplirse 25 años de la Ofensiva Final, dirigentes del FMLN expresaron sus verdaderas intenciones, que deben grabarse en la memoria de los salvadoreños: "Chano" Guevara, Secretario General de Veteranos, afirmó: "Tenemos el Gobierno, pero queremos el poder total: el económico y el de los medios de comunicación". Lo que confirmó la jefe de fracción, Norma Guevara: "Esta no es una victoria definitiva, pero la transmisión está diferida, y alcanzar el poder total es el rol de las generaciones que siguen".

Durante 5 años y medio, el Frente ha controlado el Poder Ejecutivo con ministros incapaces, responsables de errores garrafales. El Poder Legislativo, con diputados que despilfarran fondos públicos y manosean impunemente la Constitución. Y gran parte del Poder Judicial, responsables de la impunidad y violencia reinantes, por la falta de probidad y honradez de los encargados de impartir justicia. Queda como firme roca defendiendo la institucionalidad, la Sala de lo Constitucional y sus valientes magistrados.

Es fácil imaginar al Frente con el poder total. Controlar los medios de comunicación, herramienta importante de los gobiernos totalitarios para permanecer en el poder, fomentando la ignorancia del pueblo, y amordazando a quien no piense como ellos. Venezuela ha silenciado los medios independientes, invirtiendo millones en una propaganda oficial falsa y engañosa, sobre las bondades del gobierno.

Aquí, el camino se está preparando con la inclusión de los medios en la Ley de Lavado de Dinero, el control de radiodifusoras, y la asignación arbitraria de frecuencias, más la permanente y mentirosa campaña de publicidad gubernamental. Decir que el MINED cuenta ahora con una nueva Política de Infraestructura Educativa, que regulará la construcción de nuevas edificaciones, es un insulto, cuando el ministro Canjura necesita $140 millones en su presupuesto, que Hacienda le niega, y que en reciente reunión con dirigentes de las organizaciones de maestros, dijo que "como no había fondos para cumplirles con los aumentos pactados por ley, les sugería que ellos se hicieran cargo de gestionarlos".

Si la economía de un país es el conjunto de actividades que producen y el fruto del trabajo de muchos, es una verdadera pesadilla imaginar al Frente con el control económico del país, cuando jamás han administrado ni trabajado en nada, pero sí han llevado al fracaso muchísimos proyectos, desperdiciado millones de dólares por la pésima ejecución de los encargados de ejecutarlos. Tal vez sueñan con nacionalizar las empresas más rentables del país, para aprovecharse del esfuerzo del sector privado a través de los años, y para llevarlas a una inminente quiebra. El nuevo presidente de CEPA, inició su gestión despidiendo a personal calificado, como el gerente del Puerto de La Unión, con 40 años de experiencia en el Puerto de Oakland, California, y sustituyéndolo por un ingeniero agrícola, lo que ha derivado en más retrasos en la licitación para la concesión del Puerto.

Saltan a la vista los fracasos del SITRAMSS, El Chaparral, ampliación del Aeropuerto de Comalapa, el problema con ENEL, desprestigio para el país a nivel internacional, y el intento de manchar la reputación de respetados profesionales, tirando una cortina de humo sobre los funcionarios que han manejado la CEL y sus subsidiarias de manera poco transparente, sin exigirles dar cuenta de sus responsabilidades. Y muchos otros tristes ejemplos que demuestran la incapacidad de funcionarios elegidos por clientelismo y han conducido al país a esta desastrosa situación.

Las claras intenciones del Frente de hacerse con el poder total, no deben caer en el olvido. No luchar denodadamente por evitarlo, nos convertiría en cómplices de la destrucción de nuestra débil democracia.

* Columnista de El Diario de Hoy.