Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Adónde están?

Vivir de glorias pasadas tampoco es suficiente, ahora igual que antes se necesitan verdaderos líderes. Los resultados electorales del mañana, son reflejo de las acciones u omisiones de hoy 

Esos nuevos rostros que recién ingresaron a la politica nacional, aquellos que bajo la promesa de hacer las cosas de una manera diferente ganaron el favor popular, esos que ofrecieron un cambio en la forma de hacer politica. La población, este servidor incluido, confiamos en la promesa que el voto por rostro cambiaría el sistema, falta ver que ustedes que resultaron electos completen su parte de la ecuación. 

Los recién electos deben exponer sus propuestas, planes y obras, no pueden ni deben plegarse al sistema que ofrecieron cambiar. Todos tienen una obligación de conectar con su electorado de forma directa, para que así, usando su peso electoral, impulsen en la agenda de su partido los puntos particulares de interés. La audacia y compromiso con el elector debe ser su norte, no es posible que rápidamente se conviertan en un político más. 

Se escuchan demasiados funcionarios de derecha criticando al gobierno central o a sus opositores políticos. Más que criticas a las múltiples y frecuentes fallas del gobierno central o al populismo exacerbado de un funcionario, la población necesita que trabajen, que propongan, que dejen de lado la agenda política por un momento, para enfocarse en soluciones palpables a los problemas de sus comunidades. Los electores necesitamos ver en la derecha a ese líder que resuelve, que ayuda, que crea oportunidades, a aquel por el que votaremos en la próxima elección, ese líder que hoy no existe. 

La derecha necesita también un relevo en su dirigencia, lo que permitirá un borrón y cuenta nueva con el gobierno central, para ojalá lograr los consensos necesarios en materia de seguridad e inversión. Así como también, abrir a nuevos rostros la oportunidad de impregnar un estilo diferente de afrontar los retos políticos que enfrenta la dirigencia actual. Tristemente, nos encontramos con que no hay caras visibles que resulten obvios sustitutos de la dirigencia actual, y vuelve la pregunta ¿adónde están? 

Debemos comprender que si los electores premiáramos con nuestro voto al que más critica, el FMLN hubiese resultado ganador de las elecciones de 1994, 1999 o 2004, pero no fue así, se necesitó que Saca fracasara para dar paso al primer gobierno de izquierda. Vivir de glorias pasadas tampoco es suficiente, ahora igual que antes se necesitan verdaderos líderes. Los resultados electorales del mañana, son reflejo de las acciones u omisiones de hoy. 

*Colaborador de El Diario de Hoy.