Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EA: 65 / 20 / 15

Esto no es una fecha, ni tampoco un acertijo, es la conclusión sobre el estado de ánimo de la gente en relación con la finalización hoy, de los últimos cinco años de gobierno.

Viendo los análisis profesionales de EDH en lo económico, la delincuencia, el crecimiento, la educación , la sanidad y otros rubros sobre el desempeño del gobierno. Escuchando la valoración de organizaciones de sobrado prestigio, también, leyendo las opiniones de editorialistas que están más al tanto que yo y conocen los intríngulis de la política y a los personajes políticos, y finalmente, comparando las cantidad de páginas en los medios cuestionando muchos aspectos del gobierno, contra un solo campo pagado de media página de un sindicato que dice sentirse agradecido con el gobierno, considerando todo lo descrito, concluyo que el estado de ánimo de la población es de alegría, porque al fin se termina este período en el que muchos nunca nos sentimos bien gobernados. Pues sí, por estas cosas, el "65 es de alegría" porque se termina. Bueno, como no sé si es correcto asegurar que "sigue", mejor digo, que "hoy comienza un nuevo ciclo de cinco años de gobierno de izquierda", que esta vez ganó las elecciones por sólo seis mil trescientos votos, un diez por ciento de votos con las que ganaron las elecciones anteriores, que fueron sesenta y cinco mil. Pues así las cosas, el "20 es de expectativas" de cómo el nuevo gobierno afrontará la situación que les deja el gobierno saliente, cuyo presidente, ojalá que no llegue tarde. Tremendo endeudamiento, delincuencia que asusta, crecimiento económico bajísimo, educación cuestionada, hospitales faltos de medicamentos, el crecimiento "meritocrático" y muchas otras cosas complicadas, que ojalá el nuevo gobierno valore, critique transparentemente y corrija.

Y el "15 es de esperanzas", pues con tales complicaciones y pocos recursos , la esperanza que los problemas los resuelvan pronto, incluso siendo optimista y realistas, cuesta imaginárselas.

Por ser este, nuestro querido país, sólo podemos desear que desde el principio las cosas empiecen y terminen bien. Seguir por el camino de la discordia, la prepotencia, los lujos y la pérdida de tiempo en monólogos donde el entrevistador no preguntaba al entrevistado, no aportará nada a mejorar, ni la situación económica, ni la emocional, ni la autoestima de los salvadoreños, que está muy baja al sentirnos inseguros por la delincuencia y mal gobernados.

Resumiendo: "65 de alegría" por los 5 años que terminan, "20 de expectativas" positivas a favor de los que vienen y "15 de esperanza" por lo complicado de la situación, me parece una medida razonable del estado de ánimo de los salvadoreños este domingo.

*Ingeniero. Columnista de El Diario de Hoy.

www.pedroroque.net