Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Selecta y el mal de siempre

La Selecta jugó un buen partido, pero no pudo definirlo y terminó empatando ante una Canadá que dejó muy poco

Pablo Punyed, de buen partido, ante la marca de De Jong, canadiense que pegó mucho. Foto EDH / EFE

Pablo Punyed, de buen partido, ante la marca de De Jong, canadiense que pegó mucho. Foto EDH / EFE

Pablo Punyed, de buen partido, ante la marca de De Jong, canadiense que pegó mucho. Foto EDH / EFE

La Selecta arrancó la Copa de Oro con el rival indicado y con el panorama preciso, pese a todo el ambiente tenso en los días previos al partido contra Canadá la fortuna no estuvo del lado de los nuestros, y pese al empate 2-2 entre ticos y jamaiquinos, pueden soñar con un boleto a la siguiente ronda, aunque los próximos dos encuentros serán a vida o muerte por la posición incómoda de todos los contendientes.

Lee más sobre esta nota en EDHDeportes

Infórmate del acontecer deportivo de El Salvador y el mundo en EDHDeportes

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación