Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La felicidad se pintó de color verde

La final tuvo un número aceptable de aficionados en las gradas

Al ritmo de la batucada, estas chicas quitaron la atención de muchos que se querían concentrar en el partido. Pero en realidad, estaba difícil no girar la mirada a las gradas. Foto EDH/ Huber Rosales

Al ritmo de la batucada, estas chicas quitaron la atención de muchos que se querían concentrar en el partido. Pero en realidad, estaba difícil no girar la mirada...

Al ritmo de la batucada, estas chicas quitaron la atención de muchos que se querían concentrar en el partido. Pero en realidad, estaba difícil no girar la mirada a las gradas. Foto EDH/ Huber Rosales

Con un estilo más modesto, la final del torneo Clausura 2015 tuvo un ambiente especial con dos aficiones que llegaron en una cantidad pareja. Al final, el verde fue sinónimo de felicidad, por el triunfo de los tecleños, quienes en su mayoría se quedaron hasta el final de la premiación.

Previo al partido, en los alrededores del estadio, el movimiento era muy normal. Sin mucho tráfico en las calles, ni aglomeraciones de personas en las taquillas o entradas al Coloso de Monserrat.

Lee más sobre esta nota en EDHDeportes

Infórmate del acontecer deportivo de El Salvador y el mundo en EDHDeportes

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación