Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Zoológico y Furesa realizan intercambio de animales

Dos nuevos felinos se encuentran ahora en el parque. A cambio el zoológico entregó a la fundación guaras, pichiches y pavos reales.

Un tigre de bengala macho de ocho meses (Panthera tigris tigris) ya se encuentra en el parque. foto edh / cortesía

Un tigre de bengala macho de ocho meses (Panthera tigris tigris) ya se encuentra en el parque. foto edh / cortesía

Un tigre de bengala macho de ocho meses (Panthera tigris tigris) ya se encuentra en el parque. foto edh / cortesía

Un tigre de bengala (Panthera tigris tigris) y un jaguar hembra (Panthera onca) son los nuevo habitantes del Zoológico Nacional.

Las especies fueron intercambiadas por la Fundación Refugio Salvaje (Furesa). El zoológico entregó a cambio cuatro pavos reales (Pavo cristatus), tres pichiches (Dendrocygna autumnalis) y dos guaras híbridas (Ara macao y Ara ararauna).

De acuerdo con representantes de la Secretaría de Cultura, este intercambio se llevó a cabo en aras de enriquecer su colección de fauna.

Según los voceros, se estudiaron distintas alternativas de intercambio de especies tomando en cuenta disponibilidad de ejemplares, relevancia a la colección de fauna y conservación de vida silvestre, y su factibilidad logística.

"Entre otras iniciativas se estableció contacto con personal de Furesa, quienes tenían como excedentes, dentro de su colección de fauna, un tigre macho y una hembra jaguar. Se realizaron las respectivas negociaciones a fin de consolidar un intercambio de fauna silvestre, que es la forma establecida en como los zoológicos del mundo enriquecen sus colecciones de animales", explicó la directora nacional de Espacios de Desarrollo Cultural, Mayra Barraza.

En vista de la necesidad que se tenía de adquirir compañero para la tigresa "Kiara" y compañera para el jaguar "Greco", el personal del zoológico realizó las gestiones necesarias a fin de procurarles pareja a estos grandes felinos.

Proveerles pareja representa un enriquecimiento conductual para ambos ejemplares, ya que tendrán la oportunidad de interactuar con individuos de su misma especie, creciendo y aprendiendo de su comportamiento, compartiendo actividades como búsqueda de alimento, acicalamiento, juegos, descanso, emisión y respuesta de sonidos, procesos de apareamiento y demás actividades que correspondan a su especie.

"Este intercambio es para nosotros de suma importancia porque es imprescindible que en un zoológico tengamos parejas, para que podamos reproducirlos y aumentar el número de especímenes que albergamos y pronto podamos tener crías de este tipo de especies, a favor siempre de la protección de la fauna y los recursos naturales", informó el director del Zoológico Nacional, Ricardo Escobar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación