Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La zona costera es óptima para plantar árboles y ganar dinero

Algunas especies brindan madera fina, otras sirven para decorar y producir leña y muchas otras para obtener diferentes frutas

Teca

La Teca es óptima para este tipo de proyectos.

Estamos en el punto promisorio para realizar inversiones en función de la firma del Fomilenio II y aprovechar las bondades de nuestra flora tropical y la bendición de nuestra costa, que por su ubicación nos permite apreciar la salida y puesta del sol en cualquier sitio que estemos.


 Además hay un clima sin extremos, a diferencia de lo que sucede en otras regiones del planeta y especialmente el continente europeo, donde cada año reciben la embestidas de fuerte calor y otra época fríos extremos, factores que, con el cambio climático, afectarán a las poblaciones con solvencia económica y con una cultura de saber apreciar las bondades de la naturaleza.


Pero podemos aprovechar la cantidad de extranjeros interesados en conocer la manera en que vivimos, y prepararnos para que ellos puedan disfrutar de las estampas cotidianas mas próximas a la realidad de los paraísos tropicales, con cultivares de los frutales, forestales y ornamentales, ordenadamente distribuidos, generadores de ecosistemas únicos involucrando ambientes propicios para el desarrollo de la abundante fauna, en especial de la aves locales y migratorias. 


A sembrar
Podemos convertir toda nuestra costa en un atractivo turístico para ese tipo de población y muchas otras sociedades, tales como las asiáticas a norteamericanas y en ultimo lugar atractivo para el turismo local, sobre todo con la ejecución del Fomilenio II, que generará una conductividad del desarrollo de nuestra región costera.


Por ello es conveniente realizar cultivares de especies apropiadas para la zona costera y pensar en el procesamiento de la infinidad de sucedáneos que podemos obtener de nuestra variada flora.


Recordemos que la mayor biodiversidad del planeta se encuentra en las regiones tropicales y quienes busquen establecer un sistema de generar ingresos en función del turismo o de productos agroindustriales.


Es el momento de embellecer su propiedad y ser un turista en ella, en armonía con el desarrollo venidero, lo cual es una bendición que muchos no podrán darse.


Debemos empezar a planificar cual de las especies  deseamos tener  en cada propiedad costera. La ecología es un buen negocio, es mejor vender a gente saludable que a gente enferma y lo importante es tener qué vender.

En el país contamos con especies apropiadas para el lugar y la finalidad, por ejemplo: entre los maderables, la teca se ha convertido en la principal especie del trópico, es de rápido crecimiento y de uso múltiple, es a prueba de superar todas las justificaciones negativas en proyectos forestales, con fines maderables o como bosque energético.


Si talan el árbol, fácilmente rebrota; si se quema el cultivar, no se muere; además se auto poda y se auto limpia.
Es la madera preferida para uso diverso. Se recomienda sembrarla a 2 m x 2 m, o sea 1,750 arbolitos por manzana o 2,500 por hectárea y realizar el primer raleo a los 4 años y el segundo a los 9 años.Si se maneja con ferti-riego, en suelo bueno, puede generar $400,000  por hectárea.

También se puede plantar con similar propósito volador, caoba, cortez, cedro, carreto, brazil, chaquiro, jacaranda.
Como paisajísticos el árbol de fuego, llama del bosque, plumería, butea, nim, madre cacao, maquilishuat, morro , palo de pan, polyalta, moringa, San Andres, ficus.


Puede establecer plantaciones de frutales. En esa zona se desarrollan muy bien el mango, limón, naranja, nance, achiote, papayo, loroco, maracuyá, plátano, cacao, coco, rambután, marañón, tamarindo entre otras bondadosas plantas que facilitan generar ambiente turístico.


Cualquier cultivo se puede alternar con ornamentales. Son perfectos los setos de ixoras, crotos, brunfelsias, ginger, cordalineas, heliconias, clivia, dracaena, megakepasma, zafiro, Sheflera tumbergia . Hay muchas otras opciones que facilitan generar ambiente turístico.
Si paraíso es tener todo a la mano, agradable y con mucha belleza, entonces nuestras costas pueden serlo.


Imagine el valor agregado de generar empleo al impulsar cultivares de cacao, cocotero, guayaba, morro y convertirse en un procesador de chocolates, la diversidad de subproductos del  coco, las mermeladas de guayaba y las delicias de las horchatas de morro. 


Hay un universo creativo para desarrollar en la costa y el arte culinario en los restaurantes lo está esperando. No es tiempo de lamentarse, es de darle oportunidad al desarrollo personal y de la región.


El Vivero San Andrés le brinda asesoría gratuita. Llame al 2305 0871.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación