Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

VMT cierra terminal y buses vuelven a calles en Ahuachapán

b Inició operaciones el lunes, pero cerró el miércoles tras advertencias de sanciones

La terminal sólo funcionó tres días por temor de empresarios a sanciones de parte del VMT. fotos edh / roberto zambrano

La terminal sólo funcionó tres días por temor de empresarios a sanciones de parte del VMT. fotos edh / roberto zambrano

La terminal sólo funcionó tres días por temor de empresarios a sanciones de parte del VMT. fotos edh / roberto zambrano

AHUACHAPÁN. A las críticas que han hecho ahuachapanecos en contra del Viceministerio de Transporte (VMT) que no permitió que la nueva terminal de servicio interdepartamental realice operaciones, se le sumaron ayer las del alcalde, Rafael Morán Orellana.

El edil reconoció que el lugar, que está en la colonia Santa María II, no posee las "características de una terminal europea; pero es mucho mejor de lo que tenemos en este momento funcionando como terminal, que son las calles".

El jefe regional del VMT, con sede en Santa Ana, Gilberto Delgado, ha expresado en reiteradas oportunidades que el sitio no tiene el permiso de funcionamiento.

Además, que los miembros de la Asociación de Transportistas Unidos de Autobuses (Atua), que impulsan el proyecto, nunca han hecho gestiones para lograr el aval.

Pero el munícipe expresó que la asociación presentó escritos al VMT, el 27 de abril y 13 de septiembre, ambos de 2012, que no fueron contestados.

El último fue el 5 de noviembre de 2013 donde le solicitan al director general de Transporte Terrestre, Luis Escamilla, que les otorgue el permiso de funcionamiento.

Lejos de tener una respuesta favorable, Delgado envió el mismo día una advertencia a siete rutas de buses, que si continuaban utilizando la nueva terminal iban a iniciar un proceso sancionatorio.

Por ello, los empresarios optaron por regresar a las calles aledañas al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) para esperar a los pasajeros.

Delgado consignó en el escrito que la terminal es "una estructura construida en un 50 % y, para el fin que se pretende, no reúne las condiciones mínimas". La asociación expone en su documento que tiene un 70 %.

Morán expresó que el transporte público causa un caos vehicular al usar las calles como puntos de abordaje.

"En esa zona hemos tenido asaltos, accidentes de tránsitos y las condiciones higiénicas son un desastre. Los negocios están protestando porque la gente hace sus necesidad fisiológicas en la zona", expresó.

El alcalde lamentó la falta de apoyo de parte del VMT en el plan de ordenamiento que impulsan, desde mayo de 2012. Espera que no sea de carácter político, dijo.

Esto porque en la actual administración presidencial, dicha dependencia apenas ha colocado dos semáforos en la ciudad. "Acá no hemos contado con el apoyo del gobierno", reiteró.

Delgado señaló que la asociación no ha presentado un estudio de factibilidad.

Además "la superficie del terreno debe de ser de acuerdo a la demanda del servicio, deben contar con un sistema de seguridad y una ventanilla para la venta de boletos (entre otros requisitos)", explicó.

Tras el cierre de la terminal, los empresarios callaron.

Mientras, numerosos ahuachapanecos lamentaron la decisión de las autoridades de la dependencia gubernamental.

"Es una lástima que el VMT se oponga al funcionamiento de la terminal. Como ahuachapaneco estaba contento que se quitaría el desorden en las calles. Es una lástima que sigamos en la misma situación", dijo Alfonso Viana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación