Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Violencia ha convertido en "pueblo fantasma" a Santiago de María

Vecinos dicen que después de las 4:00 pm, mucha gente no sale de casa.

Un presunto delincuente pereció ayer tras enfrentarse a la Policía en una finca de Santiago de María .

Un presunto delincuente pereció ayer tras enfrentarse a la Policía en una finca de Santiago de María . | Foto por Carlos Segovia

Un presunto delincuente pereció ayer tras enfrentarse a la Policía en una finca de Santiago de María .

USULUTÁN. La violencia se apoderó nuevamente, de las calles de Santiago de María ayer, luego que al menos seis pandilleros atacaron a agentes de la Policía y soldados la tarde de ayer. 

En el tiroteo pereció uno de los atacantes, a quien la Policía identificó como Carlos Alberto Castaneda, de 20 años.

Según las autoridades, en el enfrentamiento armado resultó lesionado otro pandillero, quien es menor de edad.
El intercambio ocurrió en la finca Montebello 2,  alrededor de las 12 del mediodía.

 Aparentemente, los delincuentes abrieron fuego contra los agentes al ver su presencia en la zona, que es dominada por los terroristas.

En la escena, las autoridades incautaron un arma de fuego artesanal, que es con la que se supone Castaneda disparó contra los agentes. Aseguran que al menos  cuatro  pandilleros huyeron de la zona.

Temor por delincuencia
Pero el ataque solo es una de las situaciones que tiene atemorizados a los habitantes del municipio, a lo que se suman asesinatos,  extorsiones y el control que ejercen los pandilleros en el municipio.

La  misma Policía acepta que la  violencia ha convertido  a Santiago de María en un pueblo fantasma.

“Aquí después de las 4:00 o 5:00 de la tarde no encuentra una persona en la calle, eso  refleja temor y ha llevado a Santiago de María a convertirse; se puede decir,  en un pueblo fantasma”, dijo  un oficial de la Policía que prefirió no identificarse.

Aseguró que el año pasado la situación estaba difícil, pero el comercio se mantenía en las calles hasta las 7:00 de la noche.

Ahora, en las calles santiagueñas es raro encontrar una  sola persona que se atreva a caminar pasadas las 6:00 de la tarde, según la Policía.

En las últimas cuatro semanas se han reportado no menos de siete asesinatos en el centro de la ciudad.

Se han registrado en el mercado, parque central y paradas de autobuses, a plena luz del día y frente a la mirada de sus habitantes.

“Uno no vive tranquilo, los mareros se pasean como Pedro por su casa y la gente decente prefiere esconderse antes de ser atacada por estos desalmados”, señaló un residente en la zona.

Mencionó que la pujanza comercial que Santiago de María tenía años atrás, es opacada por la situación delincuencial.

Un comerciante que se identificó como Julio, dijo que diariamente deben pagar cinco dólares por camión distribuidor de productos, cada vez que ingresan a Santiago de María.

“Estamos desesperados, hay comerciantes que enviamos hasta tres camiones que ingresan más de una vez a esta ciudad, pero eso se traduce en graves pérdidas para nuestras empresas que generalmente son de medianas a pequeñas, pues el pago que hacemos por cada unidad es de cinco dólares”, dijo el comerciante. 

Las autoridades locales de la Policía no niegan que hay denuncias sobre extorsiones, aunque aclaran que no tienen una cifra oficial, pues la mayoría de casos son llevados a la unidad especializada anti extorsiones en la cabecera.

Las autoridades aseguran que aunque realizan patrullajes y constantes capturas, la situación no cambia , pues los miembros de pandillas salen rápido, dado que la mayoría son arrestados por agrupaciones ilícitas, un delito considerado menos grave en nuestra legislación.

Entre las colonias más peligrosas, las autoridades identifican a la Santa Gema, Montebello 1 y 2, además de la colonia Guanyin, donde la presencia de pandillas es masiva.

“En estas colonias no puede llegar nadie de otro lugar porque los pandilleros son los primeros en pararlo y si es de algún lugar donde la otra pandilla domina, su vida se pone en riesgo, sólo por el hecho de ser de un lugar de la pandilla contraria”, dijo una de las vecinas.

Indicó que esta situación  aísla a la ciudad y sus habitantes, pues gente de otras ciudades no puede ingresar,  y mucho menos si son hombres.
Muchos residentes de los municipios vecinos de El Triunfo, Estanzuelas, Nueva Granada, prefieren no llegar a Santiago de María.

Eso porque son zonas dominadas por pandillas contrarias a la que opera con fuerza en la ciudad santiagueña.

“La gente de estos municipios venía a comprar, a retirar sus remesas y a hacer diferentes trámites, pero ahora con tanta amenaza y casos de violencia prefieren no llegar e irse a dejar el dinero a otras ciudades  que a su criterios son un poco más tranquilas”, señaló.

Vecinos piden a las autoridades tomar acciones concretas y liberar este municipio de la violencia, pues aseguran que si la situación continúa, aumentará el éxodo de familias.

“Hoy matan a la gente sólo por vivir en un lugar donde hay pandillas y cómo va hacer uno si están en todos lados”, señaló con indignación un habitante.

La Policía aseguró que el obstáculo que  enfrentan es la poca denuncia y colaboración de la gente por temor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación