Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Villa Morena sin ser atractiva

Alcaldía dijo que retomará el proyecto

El restaurante y bar La Cueva es uno de los negocios más recientes que se han abierto en la zona.

El restaurante y bar La Cueva es uno de los negocios más recientes que se han abierto en la zona.

El restaurante y bar La Cueva es uno de los negocios más recientes que se han abierto en la zona.

SANTA ANA. Locales cerrados, el ataque con arma blanca a un empresario, poca afluencia de personas y la falta de organización de eventos culturales es la herencia que está dejando el paseo peatonal Villa Morena, en esta ciudad, en 19 meses que tiene de estar funcionando.

En el sitio hay diez cámaras de videovigilancia pese a la poca presencia de personas; además cuenta con servicio de internet inalámbrico que da problemas, pues los usuarios no logran conectarse.

El proyecto fue impulsado por la municipalidad con el fin de convertir la 2a. Calle Poniente, entre los parques Isidro Menéndez y Libertad, en un polo de desarrollo turístico, principalmente entre viernes y domingo.

Pero varios rótulos con el mensaje de "se alquila" demuestran el poco interés que existen de parte de los empresarios como de turistas para hacer uso del lugar.

A eso se suma que la alcaldía ya no hace desde más de dos meses eventos culturales que realizaba sobre dicha calle.

El proyecto comenzó con 12 negocios; pero actualmente solo funcionan seis.

Algunos de estos son nuevos; pues, los empresarios que se instalaron inicialmente cerraron ante la falta de apoyo municipal y la poca afluencia de personas.

El encargado del restaurante y bar La Cueva, Ernesto Flores, expresó que las turistas dejaron de creer en el proyecto ante hechos delictivos que ocurrieron, y porque también hay otros lugares en la ciudad, establecidos desde hace años, que ofrecen similares servicios a los de Villa Morena.

Entre esas zonas está la Avenida Fray Felipe de Jesús Moraga Sur, donde hay más vida nocturna, incluso entre semana, que en el proyecto turístico de la alcaldía.

Aunque Flores también destacó que los empresarios deben de poner de su parte para que el proyecto despegue tal como fue la idea inicial.

"No se ha generado la imagen que se debe para que las personas digan vamos a Villa Morena que hay mucho qué conocer", expresó el encargado del negocio, que se estableció hace tres meses.

La falta de promoción para atraer empresarios y turistas al paseo peatonal ha obligado a este negocio a establecer sus propias estrategias para hacer llegar a las personas.

El propietario del negocio Santos y Diablitos Bistro Café, José Rodríguez, expresó que este fue establecido hace dos años; pero desde mediados de junio se trasladó al paseo peatonal con la intención de atraer a más usuarios con un concepto más familiar.

Sin embargo, lamentó la falta de un comité que esté apoyado por la alcaldía para la realización de eventos.

"Cuando empezó Villa Morena toda Santa Ana tenía perspectivas grandes sobre el proyecto para hacer crecer el turismo; pero en realidad la gente con el tiempo fue perdiendo el interés", dijo.

Una de las causas de esa falta de interés fueron algunos hechos delictivos, entre ellos el ataque con una arma blanca al propietario de un sorbetería mientras atendía a un cliente.

Aparentemente, el móvil del hecho, ocurrido en diciembre de 2013, fue el robo. El victimario fue capturado tras la intervención de un miembro del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM).

El gerente de la alcaldía, Francisco Castillo, reconoció que el proyecto va caminando de forma "no acelerada".

Además, dijo que algunos propietarios de inmuebles pusieron tarifas de arrendamientos muy caras, lo que también ha influido.

Antes de Villa Morena el alquiler de un local en la zona costaba $150; luego pasó a valer $1,000, expresó.

También "hay aspectos estrictamente de manejo de negocios donde se plantearon como un tipo de negocio y luego lo transformaron. Después de hacer actividades seguras empezaron a hacer inseguras", dijo el gerente.

Esto en referencia a que algunos sitios pasaron de tener un concepto familiar a comercializar principalmente licor.

Agregó que jueves y viernes financiarán eventos culturales; mientras que sábado y domingo estarán a cargo de los negocios. Estas podrían comenzar durante las fiestas patronales, finalizó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación