Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vieron su estrella y vinieron a adorarlo

La fiesta de la Epifanía cobró vida en Ayutuxtepeque. Tres sabios de Oriente repitieron el viaje para adorar al Niño en el pesebre

Un Nacimiento viviente en la parroquia San Sebastián Mártir fue el punto culminante del recorrido de Sus Majestades. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Un Nacimiento viviente en la parroquia San Sebastián Mártir fue el punto culminante del recorrido de Sus Majestades. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Un Nacimiento viviente en la parroquia San Sebastián Mártir fue el punto culminante del recorrido de Sus Majestades. Foto EDH / Mauricio Cáceres

AYUTUXTEPEQUE. La fiesta de la Epifanía fue celebrada de una forma inusual en este municipio. Los vecinos de las calles por las que pasó la cabalgata o desfile de los Reyes Magos y su comitiva fueron testigos de ello.

Doña Gloria, de 69 años y habitante de la colonia Los Robles y quien observó el desfile junto a su esposo, su hija y su nieta, dijo a El Diario de Hoy: "Es primera vez que lo veo... Tenemos años de vivir aquí". A ella lo que más le gustó fueron "los vestidos de las muchachas", es decir las odaliscas que precedían a cada una de las carrozas en las que viajaban Sus Majestades.

El desfile salió de El Calvario y culminó en la parroquia San Sebastián Mártir donde Melchor, Gaspar y Baltazar entregaron sus presentes a los padres del Niño Jesús.

Ayer, durante su homilía en El Vaticano, el papa Francisco explicó esta celebración católica: "En este recorrido que hacen los Magos de Oriente está simbolizado el destino de todo hombre: nuestra vida es un camino, iluminados por luces que nos permiten entrever el sendero, hasta encontrar la plenitud de la verdad y del amor, que nosotros cristianos reconocemos en Jesús, Luz del mundo".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación