Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

VIDEO: El pupusero de Olocuilta

José Vásquez trabaja junto a su compañera de vida en un puesto del pupusódromo El Triángulo, donde los pequeños comerciantes ofrecen el delicioso platillo típico hecho en comal

José Vásquez trabaja junto a su compañera de vida en uno de los puestos del pupusódromo El Triángulo, en Olocuilta.

José Vásquez trabaja junto a su compañera de vida en uno de los puestos del pupusódromo El Triángulo, en Olocuilta.

José Vásquez trabaja junto a su compañera de vida en uno de los puestos del pupusódromo El Triángulo, en Olocuilta.

Un hombre demuestra su arte culinario para echar las pupusas que degustan los salvadoreños y extranjeros en el municipio de Olocuilta, una labor que es común observarla en mujeres.

Se trata de José Vásquez, de 38 años, quien ayuda a su compañera de vida a preparar el delicioso platillo típico, en uno de los puestos del pupusodromo El Triángulo, sobre el kilómetro 22 y medio de la carretera antigua a Zacatecoluca, donde los pequeños comerciantes ofrecen la especialidad de la pupusa hecha en comal.

Durante una visita que realizó el equipo de elsalvador.com por el pupusódromo se localizó a Vásquez en el puesto Saraí. En ese momento él se encontraba volteando pupusas, pero aseguró que también ayudaba a echarlas y brindó una muestra de ello.

"En un principio no me quedaban perfectas (las pupusas), sino con hoyos... Yo comencé echando tortillas, mi mamá me enseñó. Yo puedo incluso hasta cocinar", sostuvo.

Manifestó que él tiene poco tiempo de dedicarse al negocio de pupusas y que de esa manera logra estar pendiente de la familia.

"Yo aquí soy algo nuevo... Ella (su pareja) aquí nacieron, la abuelita de ella era la que vendía", dijo el comerciante.

Vásquez es originario de Santiago Nonualco, La Paz, pero desde hace unos años emigró a Olocuilta, en el mismo departamento.

Es una persona perfeccionista para elaborar los alimentos, detalló que se especializa en preparar toda variedad de pupusas.

Dentro del menú que la pareja ofrece a sus clientes están las pupusas de ajo con queso, jalapeño y queso, jalisco con loroco, zanahoria con queso, cochinito, así como las tradicionales revueltas, frijol con queso, ayote y queso con loroco.

"Yo estaba viendo si inventaba la (pupusa) de hongo con queso", agregó.

Vásquez dijo que ha desempeñado varios trabajos, entre éstos el de cobrador de microbuses. En la actualidad, además de estar pendiente de la pupusería familiar indicó que ofrece labores hasta de electricista.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación