Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vías migueleñas fueron anegadas tras fuerte lluvia

Fovial asegura que harán inversión en drenajes de la cabecera. Proyecto se enmarca en mejoras de la avenida Roosevelt.

El problema de las inundaciones se registra a consecuencia de lo obsoleto de los drenajes. Foto EDH / carlos segovia

El problema de las inundaciones se registra a consecuencia de lo obsoleto de los drenajes. Foto EDH / carlos segovia

El problema de las inundaciones se registra a consecuencia de lo obsoleto de los drenajes. Foto EDH / carlos segovia

SAN MIGUEL. Un poco más de 45 minutos de fuerte tormenta fueron suficientes para que las calles de la cabecera se inundarán ayer.

La Avenida Roosevelt Sur, entre la Avenida José Simeón Cañas y la Séptima Avenida Sur volvió, como sucede con cada tormenta fuerte que azota la ciudad, a colapsar.

Lo mismo sucedió con la Calle Chaparrastique, en la zona del cementerio de la ciudad, así como en la Tercera Avenida Sur, en donde el agua alcanzo casi el medio metro de altura.

Tal y como EDH lo publicó meses atrás, el problema de inundaciones en la cabecera es por drenajes obsoletos.

Sobre eso, Eliud Ayala, Director Ejecutivo del Fondo de Conservación Vial (Fovial) confirmó que invertirán en mejorar los drenajes de la avenida Roosevelt.

Aclaró que será una acción a largo plazo. Incluso hablo que podría ser hasta 2015.

Pese a ello, detalló que en el diseño de ampliación de la Roosevelt que están trabajando, se contempla las mejoras a los drenajes de esa vía.

Ayala dijo que están construyendo el plan de inversión del próximo año y en este han incluido las mejoras en la Roosevelt, que consideran columna vertebral de la ciudad.

Agregó que las mejoras que se plantean realizar tendrían una inversión de varios millones de dólares, sin precisar cantidades.

EDH publicó en octubre y noviembre de 2012 el peligro que significan los drenajes de la cabecera, pues debido a la saturación de agua y poca absorción de los mismos, se generan las inundaciones.

En su momento, Wilfredo Salgado, alcalde migueleño dijo que requieren 20 millones de dólares para cambiar los drenajes de la ciudad.

En octubre de 2012, tres menores perecieron tras ser arrastrados por una correntada de agua en la Octava calle Poniente.

Los niños, identificados como Doris Hernández y los hermanos Ricardo Y Stefanny Girón, fueron lanzados por la corriente a un drenaje que carecía de tapadera.

Eso generó una larga discusión y preocupación de las autoridades en torno al tema de los drenajes, sin embargo, un año después, la realidad de los desagües migueleños es la misma.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación