Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vía La Unión lleva diez años sin poder ser reparada

b Estado no puede invertir debido a proceso legal por vía

Así luce la carretera a La Unión en la zona del desvío hacia San Alejo, en cantón San Antonio Silva, de San Miguel. Los automovilistas están desesperados por el estado. Foto edh / Carlos Segovia

Así luce la carretera a La Unión en la zona del desvío hacia San Alejo, en cantón San Antonio Silva, de San Miguel. Los automovilistas están desesperados por...

Así luce la carretera a La Unión en la zona del desvío hacia San Alejo, en cantón San Antonio Silva, de San Miguel. Los automovilistas están desesperados por el estado. Foto edh / Carlos Segovia

LA UNIÓN. Los 40 kilómetros de carretera que une los departamentos de San Miguel y La Unión ya cumplieron diez años que no son reparados por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), debido a un proceso de carácter mercantil que la cartera estatal mantiene contra la empresa que construyó la obra.

La carretera sufrió severos daños meses después que la constructora la entregó al MOP, lo que llevó a la institución a reclamar la garantía de buena obra para proceder a su reparación.

Sin embargo, la constructora se negó a arreglar la vía a través del respaldo contractual, por lo que el MOP la demandó por 14 millones de dólares.

De acuerdo a la unidad de comunicaciones del Fovial, la garantía fue por 36 meses, lo que significa que la demanda que el MOP interpuso en la Fiscalía General de la República (FGR), y el posterior requerimiento, contra la empresa que construyó la obra llegó al Juzgado Quinto de lo Mercantil aproximadamente el último trimestre de 2006.

Desde ese año el proceso se ha ido dilatando sin que haya una resolución a favor o en contra de los intereses del Estado, y peor aún, en julio de 2013 el tribunal Quinto de lo Mercantil dejó de conocer el caso debido a un Decreto Legislativo que estableció que todos los procesos judiciales regidos por la antigua Ley Procesal pasaran a conocimiento del Juzgado Primero de lo Mercantil.

En consecuencia, el proceso está siendo conocido por una nueva jueza, a quien los automovilistas le piden que les apoye agilizando los tiempos procesales.

Eso ha hecho que la reparación de la carretera se atrase mucho más, poniendo en riesgo a las automovilistas que por ahí transitan a diario.

El deplorable estado de la carretera, incluso, ha provocado accidentes viales porque los conductores por tratar de esquivar los hoyos invaden el carril contrario, colisionando con otros automovilistas.

Otros, debido al mal estado de la vía y a la velocidad con la que se desplazan, han perdido el control del automotor y se han accidentado.

Los más afectados con la tardanza del proceso judicial y la imposibilidad del MOP de intervenir la vía mientras no haya resolución, son los conductores, quienes exigen al MOP que agilicen y busque la alternativa para intervenir la carretera porque temen que esta quede intransitable en su totalidad.

Luis Mondragón, motorista de transporte de carga, dijo que una de las pesadillas para todo conductor de furgones o rastras es transitar el tramo de calle dañada de La Unión a San Miguel.

"Demorás 30 minutos más de lo acostumbrado porque tenemos que hacer grandes maniobras para no meternos en los hoyos; además, por irnos quitando las partes malas a veces hemos estado a punto de chocar con carros pequeños o buses, por eso a la mayoría de compañeros no les gusta conducir por esta zona", dijo con resignación.

Según Mondragón, si la calle no es reparada este año, en 2015 deberían cerrarla porque ya no quedarían tramos buenos, dado el grado de deterioro que presenta.

"Es un tramo desde El Carmen hasta las curvas de El Gavilán, uno conduce casi a orillas de las cunetas, con estas lluvias y si sigue circulando los buses los furgones se dañará más, y para el otro año creo que será difícil transitarla", explicó.

Los empresarios también tienen su punto de vista sobre el problema.

Rodolfo Macay, presidente de la Cámara de Comercio filial La Unión, sostuvo que el daño en la vía es enorme y un serio problema para el transporte de todo tipo que se desplaza de La Unión a San Miguel y viceversa.

"Nadie se ha pronunciado al respecto, ni protesta, estamos en el abandono total y por supuesto que a todos nos afecta, de hecho, yo he visto algunos accidentes de personas que vienen por primera vez a La Unión, se llevan el chasco que se metieron a un hueco y se les dañó el carro y con eso no recomiendan a que nos visiten por el problema de la carretera", dijo Macay.

El empresario indicó que les preocupa el actual estado de la carretera porque aún no ha empezado a funcionar el puerto como debería de ser, y cuando ya esté concesionado y empiece a operar el uso de la vía será mayor.

A ese reclamo se unen los conductores del transporte colectivo de rutas que viajan de San Miguel a La Unión, o a El Carmen.

Rodrigo Godoy labora en una unidad de la ruta 304 que presta sus servicios de La Unión a San Salvador.

Opinó que "esa calle no sirve, no entiendo como han pasado 10 años sin que le metan mano, aún y cuando la vida de quienes la usamos está en riesgo".

Aseguró que el tramo con mayor deterioro está ubicado en la zona de las curvas conocidas como El Gavilán, además de el sector entre San Antonio Silva, en San Miguel; y El Carmen, de La Unión.

"Hay partes que si la llanta la ponés en una punta del concreto, levantas la otra mitad y eso es un riesgo para cualquiera", agregó el transportista.

De la misma opinión es Víctor Hernández, un comerciante particular que viaja a la cabecera unionense una vez por semana.

"Acá uno debe venir consciente que el vehículo lo puede llevar en pedazos si maneja sin precaución", aseguró al referirse a la cantidad de fisuras y hoyos que tiene la vía.

El proceso

Debido a lo dilatado del proceso y a la urgencia de intervenir la calle, el MOP solicitó un nuevo peritaje al juzgado de Lo Mercantil que lleva el caso.

El Viceministro de Obras Públicas, Eliud Ayala, dijo que han tenido avances en la demanda legal y que la semana pasada se solicitó por segunda ocasión un nuevo estudio.

"Ya se gestiona el nuevo peritaje y esperamos nosotros, como ya lo hemos dicho en reiteradas ocasiones, los mejores esfuerzos por parte del juez para acelerar el proceso", dijo el funcionario.

Según Ayala, ellos están en el acompañamiento como parte interesada en el juicio mercantil. El tramo de carretera en deplorable estado es conocido como proyecto San Miguel – Sirama, que se ejecutó y finalizó en 2004.

En febrero de 2013 el Juez del caso dio instrucciones a un juez de Paz de San Miguel para hacer una inspección e iniciar el peritaje en la carretera que de San Miguel conduce al cantón Sirama que es de unos 40 kilómetros.

El resultado del peritaje aún no se conoce; pero dentro del proceso judicial será trascendental para emitir una resolución a favor o en contra.

Sin embargo, aunque el MOP y los usuarios de la carretera demanden una celeridad en el proceso, la vía seguirá esperando por ser reparada ya que la empresa demanda aún podrá apelar el fallo del Juzgado Primero de lo Mercantil.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación