Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ventas impiden el paso a los peatones

b Son al rededor de 30 vendedores los que se ubican sobre la 4a. Calle

Las ventas informales estaban ubicadas sobre la 4a. Calle desde hace mucho. foto edh / Lucinda Quintanilla

Las ventas informales estaban ubicadas sobre la 4a. Calle desde hace mucho. foto edh / Lucinda Quintanilla

Las ventas informales estaban ubicadas sobre la 4a. Calle desde hace mucho. foto edh / Lucinda Quintanilla

SAN MIGUEL. Las aceras de la 4a. Calle Oriente, sobre todo en las cercanías de la Catedral de San Miguel, están copadas de ventas informales que impiden el paso seguro a cientos de peatones, quienes deben caminar por la calzada arriesgándose a ser atropellados.

Esa es una de las principales vías en la cabecera y el tráfico de vehículos es pesado, puesto que por allí circulan varias rutas del transporte público.

Pero los más de 30 vendedores ubicados en esa área no están de forma ilegal, pues el alcalde migueleño, Wilfredo Salgado, dio los permisos para que pudieran vender en esa región a inicios de este año.

Salgado justificó la medida aduciendo que "nosotros dimos los permisos a estas gentes porque tienen hambre y necesidad de mantener a sus hijos".

Sostuvo que la medida es temporal y que los permisos de estos vendedores se vencen en diciembre del presente año.

Para otorgar las autorizaciones, la comuna pidió a los vendedores que no impidieran el paso de los peatones, pero eso no ocurre y los comerciantes han tapado por completo las aceras exhibiendo sus ventas, obligando a los transeúntes a caminar por la transitada arteria.

El edil indicó que estos vendedores ya estaban ubicados en la referida calle y lo que la comuna hizo fue legalizarles, con el otorgamiento de permisos temporales para que vendieran tranquilos.

"Son permisos temporales que vencen en diciembre, siempre y cuando dejen el paso libre para el peatón, pero si ellos no dejan la pasada libre entonces los voy a quitar", sentenció Salgado.

Según el funcionario, las ventas informales en la ciudad cada vez son más y si quita a algunos, aparece el doble o triple de los que quitó, por eso indicó que es una situación compleja.

Hace algunos años, el jefe edilicio desalojó algunas cuadras de la 4a. Calle, pero meses después los comerciantes se volvieron a colocar en el mismo sitio donde hasta hoy todavía venden.

"Las ventas informales son como el hambre, todos los días da y aparecen en todos lados y, si quito 10 ahora, mañana se ponen 15", sostuvo el alcalde. Por ahora no existe propuesta concreta para ubicar en otras zonas a estos vendedores y, según el edil, será el concejo municipal el que deberá decidir si extiende los permisos para los comerciantes de la 4a. Calle en el 2015.

Alma Fuentes, una de las vendedoras de la 4a. Calle Oriente, indicó que "tenemos el permiso de la alcaldía para vender y hasta ahora nadie nos ha pedido que nos quitemos".

Agregó que esa es su única fuente de trabajo y que esperan que nadie los desaloje porque los dejarían sin su único ingreso.

La vendedora reconoció que los peatones deben caminar por la orilla de la calzada porque las ventas tapan la acera, pero aseguró que "sólo se trata de que la gente tenga cuidado y no pasará nada."

Jesús Velásquez, peatón, dijo que es necesario que la comuna ponga manos en el tema, porque los únicos que se arriesgan al caminar sobre la calle son ellos, que hacen uso de la calle cuando circulan a pie.

"Los buseros son locos y andan corriendo a altas velocidades y a uno, si no se quita, se lo pueden pasar llevando, todo porque las aceras están llenas de ventas", se quejó el hombre.

Indicó que es urgente que muevan las ventas a zonas donde el tránsito es menor.

Gaspar Portillo, jefe del Vice Ministerio de Transporte (VMT) en Oriente, sostuvo que esa una labor meramente del alcalde Salgado y su administración, porque es la institución que representan la que recibe el pago de impuestos por los permisos otorgados.

"No es correcto que la gente deba caminar en las calles porque las aceras están tapadas de ventas, pues se pone en riesgo la vida de peatones que a diario se ven obligados a pasar por esa vía, es necesario que solventen ese problema antes de que atropellen a alguien", dijo Portillo.

Sin embargo, el edil sostiene que el hambre aparece a diario y de algo debe vivir la gente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación