Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vendedores ven falta de equidad en cobros municipales

Según los registros de la comuna, hay 210 empresarios formales que pagan tasas e impuestos municipales de $1.14 al mes. Los cobros, desiguales a criterio del comercio informal, generan malestar a los vendedores que se ubican en las calles

El comercio informal asegura que la alcaldía de Usulután hace cobros desiguales en concepto de tasas e impuestos. Aseguran que beneficia a los formales. foto edh /lucinda quintanilla

El comercio informal asegura que la alcaldía de Usulután hace cobros desiguales en concepto de tasas e impuestos. Aseguran que beneficia a los formales. foto edh /lucinda quintanilla

El comercio informal asegura que la alcaldía de Usulután hace cobros desiguales en concepto de tasas e impuestos. Aseguran que beneficia a los formales. foto edh /lucinda quintanilla

USULUTÁN. En la cabecera hay 210 comerciantes formales que cancelan anualmente un poco más de 13 dólares en concepto de tasas e impuestos a la comuna cada uno, lo que genera indignación y malestar entre los más de dos mil vendedores que cancelan, por año, más de 140 dólares cada uno, para vender en las calles usulutecas.

Según las estadísticas que maneja la comuna, los comerciantes formales pagan mensualmente $1.14 en concepto de tasas e impuestos, es decir que anualmente cancelan 13.68 dólares cada uno.

Ese $1.14 por mes contempla la recolección de basura, alumbrado público, barrido de calle y el pago que cada comercio hace a la comuna y que se calcula con base al ingreso mensual que el negocio tiene.

En la alcaldía justifican que ese cobro se registra en base a los capitales que manejan los negocios. Es más, Francisco Meardi, alcalde de la ciudad, aseguró que "estos negocios que paga esa cantidad son pequeñas tiendas cuyo capitales son mínimos".

Para los vendedores informales, estos cobros deberían ser equitativos, puesto que ellos cancelan a diario entre 25 y 50 centavos de dólar por el espacio en el que venden, así como por servicios de alumbrado y barrido de calles.

Además pagan un permiso anual de $57. 14 en concepto de licencia por comercio en las calles de la ciudad.

Si se suma el cobro diario con la licencia anual, pagan $141.14 al año, partiendo que el cobro por día sea de $25 centavos.

Dalila Hernández, una vendedora informal, considera que "no es posible que haya comerciantes formales que paguen eso, y a nosotros hasta nos quieran hacer pagar por un permiso anual, y las ventas no abundan".

Agregó que "si quieren cobrarnos tanto, que también se lo cobren a los formales, si uno hay días que no vende nada".

Sostuvo que no está en contra de que se cobren los impuestos, pero piensa que sería justo que el cobro sea igual para todos los comerciantes , sobre todo para aquellos que ahora pagan 1.14 de dólar.

María Chávez, otra vendedora, explicó que "los cobros son injustos, deben cobrar a aquellos que tienen negocios formales, más que a nosotros , porque días vendemos y otros nada y en pocas cantidades".

Los comerciantes informales aseguran que es un balde de agua fría el cobro del permiso por derecho de venta, y que no están dispuestos a pagarlo, aún conociendo que hay vendedores informales que pagan tan poco en concepto de impuesto.

El alcalde indicó que las tarifas en tasas e impuestos no han sido modificadas en Usulután desde hace muchos años. Se mantendrán por no afectar la economía de los ciudadanos.

Agregó que lo único que han hecho este año es cumplir ordenanzas vigentes que hasta hoy no eran efectivas y eso es lo que a algunos comerciantes les mantiene descontentos.

"No modificaremos los cobros por impuestos y tasas, estos negocios que pagan tan poco, es porque son pequeños, y sus capitales son bien pequeños", insistió el edil.

Varios de los comerciantes formales creen que los cobros son correctos, dependiendo de las cantidades que vendan y opinan que si hay algunos comercios que pagan poco, es porque así están regidos los cobros de tasas e impuestos.

Santiago Meléndez, presidente del grupo empresarial del departamento dijo que "los comerciantes informales son los que generan más basura en la ciudad, es decir , generan más costos para la comuna y si valoran esto, en base a ello deben pagar los que les corresponde".

Agregó que los negocios formales grandes pagan grandes cantidades en impuestos y no generan desorden en las ciudades y que si existen algunos pequeños que pagan poco, tiene que ver con lo pequeños que son.

Eduardo Jovel, otro comerciante formal de la zona, explicó que existen algunos vendedores que pueden manejar capitales más grandes que los negocios formales y que cada cual paga lo que le corresponde.

"Hay vendedores informales que tienen sus ventas más surtidas que nosotros, que manejan capitales más grandes que otro negocio formal, por eso que no se sorprendan si les cobran lo que se deben", indicó el comerciante.

Jovel argumentó que los negocios formales deben pagar, además de los impuestos municipales, otros costos como local, energía eléctrica y agua.

Deudas de todos

Mientras la mayoría de los vendedores informales se niega a cancelar la licencia por venta, muchos comerciantes formales tampoco pagan sus impuesto y tienen deudas de miles con la comuna.

Según el registro que maneja la alcaldía, los negocios formales deben en concepto de impuestos más de 800 mil dólares, que datan desde hace varios años. Los comerciantes saben del problema, y justifican su incumplimiento de obligaciones con la comuna, por la difícil situación económica.

Santiago Meléndez, dijo que "insto a los compañeros a que se pongan al día porque todo lo que no pagamos nos afecta directamente a nosotros que somos los que vivimos en la cabecera".

Jovel dijo que el problema de pago de impuestos del sector formal tiene que ver con la parte política y que si muchos comerciantes se niegan a cumplir con sus obligaciones, es porque creen que no pagando afectan al alcalde.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación