Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vendedores en rebeldía ante propuestas de la comuna capitalina

La alcaldía tiene una mesa de diálogo con ellos, pero no la respetan. Les han ofrecido opciones para vender y ninguna es aceptada

Vendedores protestaron ayer en la 3a Avenida Sur por el retiro de un canopi. foto edh / marlon hernandez

Vendedores protestaron ayer en la 3a Avenida Sur por el retiro de un canopi. foto edh / marlon hernandez

Vendedores protestaron ayer en la 3a Avenida Sur por el retiro de un canopi. foto edh / marlon hernandez

Los vendedores que se hacen llamar Sindicato de Trabajadores por Cuenta Propia no aceptan las diversas propuestas que les ofrece la alcaldía de San Salvador para comercializar sus productos y pretenden hacerlo con estructuras y en lugares no permitidos.

Desde el año pasado sostienen una mesa de diálogo, pero del abanico de opciones ninguna les parece. Tanto así que hasta la edil Gloria de Oñate ha conversado con los dirigentes y ellos siguen sin aceptar las iniciativas.

Así lo contó el miembro de la comisión de reordenamiento de la municipalidad, Irvin Rodríguez.

Por ejemplo les ofrecieron vender sobre la 1a Avenida Norte, entre el pasaje Montalvo y la 1a Calle Poniente, y según Rodríguez respondieron que no.

Luego les asignaron la 3a Avenida Sur, pero sin canopi, a lo que los mercaderes persistieron en usarlos y se justificaron con el permiso que les otorgó el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la Dirección General de Caminos, ad honorem, lo cual la alcaldía no ha avalado.

Martín Montoya, el vocero de los vendedores, aseguró que el toldo era utilizado para "actividades culturales" y para resguardar a la gente del sol, porque para eso se los "autorizó el MOP" y no para ofertar la mercancía.

A lo que Rodríguez informó que han tomado fotografías de varias personas vendiendo en el lugar, es decir que irrespetaron los acuerdos de la mesa de diálogo.

"Ellos ya sabían que podían comercializar en la zona para la temporada navideña, pero sin la estructura. Les dijimos el 21 de noviembre pasado que lo retiraran y no escucharon el llamado", aclaró Rodríguez.

Ante esa acción, la municipalidad quitó el canopi la madrugada de ayer, lo que generó descontento entre los comerciantes, por lo que se reunieron en la Plazoleta para protestar por la medida.

Montoya manifestó que denunciarían a la municipalidad ante la Fiscalía General de la República (FGR), en Antiguo Cuscatlán, La Libertad, por "hurto" del toldo.

Lo curioso fue que para ir a la Fiscalía, los vendedores se amenazaban unos a otros, para obligarse entre sí a participar.

"Tenés que ir porque si no después no te van a dar un puesto", le exigió un señor que vendía dulces a otro, que comercializaba calcetines.

Y así lograron que unas 20 personas acompañaran a Montoya.

A pesar de la anuencia de los mercaderes y de su falta de voluntad para llegar al consenso, Rodríguez expresó que están dispuestos a "seguir en la mesa de diálogo para llegar a una solución y evitar que sigan ocurriendo incidentes y malos momentos", como el que ocurrió ayer en las cercanías de la Plaza Hula Hula.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación