Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vendedores se niegan a desalojar terreno de parque

E El lunes deben comenzar los trabajos en los que se invertirán dos millones de dólares

El inmueble en que será construido el parque era de Obras Públicas, que se lo cedió a la comuna. foto edh / insy mendoza

El inmueble en que será construido el parque era de Obras Públicas, que se lo cedió a la comuna. foto edh / insy mendoza

El inmueble en que será construido el parque era de Obras Públicas, que se lo cedió a la comuna. foto edh / insy mendoza

LA UNIÓN. El lunes está previsto que inicien los trabajos de construcción del parque de La Familia, proyecto que será ejecutado por la municipalidad en el inmueble conocido como El Parquecito, ubicado a orillas de la bahía de La Unión.

La inversión será de dos millones de dólares y constará de muro perimetral, una cancha de baloncesto, un anfiteatro, áreas de restaurante y estaciones para que las familias puedan llevar su comida preparada y disfrutarla en el parque.

Pero la oposición de algunos dueños de negocios que funcionan en el sitio, se ha convertido en un obstáculo.

El alcalde Ezequiel Milla, no ha logrado definir la reubicación de 18 comerciantes que desde hace más de dos décadas se ubican en el inmueble donde se hará la obra.

Son cafetines en donde vende alimentos y bebidas embriagantes los que deben ser reubicados, pero los propietarios afirman que hasta ayer no habían llegado a acuerdos con la alcaldía, porque los lugares que les dan como alternativa no son convenientes.

La obra

El proyecto del parque incluye una pérgola, una fuente, parqueo y una caseta de vigilancia municipal.

La carpeta técnica fue donada por la empresa atunera Calvo y tuvo un costo de 50 mil dólares.

El dinero para la construcción de la obra saldrá del Fondo para el Desarrollo Local (Fodes), que se le asigna mensualmente a la comuna, según las autoridades edilicias.

Los trabajos comienzan el lunes, según confirmó el edil.

Oposición

Los comerciantes instalados en el sitio no aceptan las propuestas de la comuna. Una es un inmueble a orillas de la bahía, uno cercano al hospital y la tercera opción es otro inmueble en la zona de El Parquecito, pero frente a este funcionan dos escuelas, lo que no es conveniente porque en los locales venden bebidas embriagantes.

Agustín Granados, uno de los comerciantes afectados asegura que "nos dicen que pegado al muro del hospital, pero ahí es peligroso porque está a orillas de la calle y al salir una persona ebria del chalet lo puede atropellar un carro, otro lugar es pegado a un restaurante que según el dueño le pertenece, y la otra es que alquilemos un local que está más cerca de las dos escuelas y eso es prohibido".

Granados dice tener más de diez años de vender junto a su esposa en dos negocios en El Parquecito y que anteriores alcaldes dieron los permisos para construir locales.

Pese a las quejas, la comuna no da marcha atrás y el edil Milla asegura que "ya se dio la orden del inicio, es una obra que cuesta cerca de los dos millones de dólares, a los vendedores de los chalets ya se les presentaron varias opciones dentro de ellas es a un costado del predio municipal, cerca de El Parquecito, la segunda es que alquilen un predio privado en la misma zona, y la tercera hay unos chalets que se pueden construir en el lugar".

Milla dijo que no sacrificará una obra que es en beneficio de las familias unionenses. "No voy a sacrificar a 50 mil habitantes del municipio por 18 negocios de mala vida que hay en el lugar que ni están legalizados", dijo el edil.

Pobladores apoyan la idea del proyecto, pero consideran que la alcaldía debería dar la oportunidad de que los vendedores se queden, que construyan nuevas infraestructuras, pero que les prohíban la venta de alcohol y la prostitución.

Javier González , un ciudadano, dice que "si estamos hablando de un parque de la familia, tienen que mandar a quitar esos chalets porque ahí no solo venta de cervezas o licor hay, también la prostitución de mujeres y menores".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación