Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vendedores del mercado Colón denuncian extorsiones

b La administración de la central de abastos lo negó, al igual que las autoridades policiales

Los vendedores hablan bajo el anonimato por temor a ser víctimas de los pandilleros que operan en la zona. Foto EDH

Los vendedores hablan bajo el anonimato por temor a ser víctimas de los pandilleros que operan en la zona. Foto EDH

Los vendedores hablan bajo el anonimato por temor a ser víctimas de los pandilleros que operan en la zona. Foto EDH

SANTA ANA. Las ventas navideñas y de fin de año son aprovechadas por los vendedores para adquirir préstamos e invertir en una variedad de productos con el objetivo de tener un poco más de ganancias, al menos en esta temporada.

Esa situación sería la principal causa por la que las extorsiones se han incrementado en el mercado municipal número dos, mejor conocido como mercado Colón. Así lo han dicho vendedores que se atrevieron a hablar bajo el anonimato, por temor a represalias de los pandilleros.

Sin embargo, las autoridades administrativas de la central de abastos y de la Policía Nacional Civil (PNC) lo niegan.

Afirman, incluso, que los índices de criminalidad al interior del mercado han disminuido.

Pero la percepción de los vendedores es diferente. Afirman que en las últimas semanas los robos a mano armada, las amenazas y las extorsiones son el pan de cada día.

Uno de los vendedores afectados, quien pidió el resguardo de su identidad por su seguridad y la de su familia, explicó que la semana pasada al menos tres comerciantes habrían recibido amenazas por parte de pandilleros de la 18.

Estos le habrían exigido a la víctima el pago de tres mil dólares a cambio de no atentar contra su vida.

"La situación en el mercado se ha puesto fea. Nosotros lo único que queremos es que se nos deje trabajar en paz", señaló el afectado.

Las amenazas hechas en contra de ese arrendatario y otros más obligó al cierre temporal de los establecimientos, generando temor entre los demás vendedores, quienes también expresan su malestar contra las autoridades por no combatir este flagelo que está golpeando a la población salvadoreña en general.

Las autoridades

La administradora del mercado Colón, Martha Alicia Villanueva, desmintió la versión de los vendedores y asegura que si algunos comerciantes cerraron sus negocios fue con la verdadera intención de obtener mejores beneficios económicos.

"Una vendedora cerró, pero porque se cambió de lugar. Lo que pasa es que aquí cada quien va viendo sus intereses (económicos)", dice Villanueva.

Mientras que el jefe de la delegación policial de Santa Ana, comisionado José Luis Mancía Valle, asegura que efectivamente los índices de extorsión en todo el departamento y los mercados municipales se han mantenido a la baja en todo el presente año.

"El número de casos de extorsión no ha aumentado, lo que sí ha aumentado es el número de denuncias por parte de la población, lo cual es muy bueno", señala el jefe policial, y aclara que eso no significa que el delito haya aumentado, sino que existe más confianza de la población para denunciar.

Valle revela que el año pasado, la PNC realizó en todo el departamento la captura de 168 personas vinculadas a la extorsión. Mientras que en lo que va de 2013 se han efectuado 178 capturas por el mismo delito.

Las estadísticas de la corporación policial consignan que del 1 de enero al 9 de diciembre del presente año se han efectuado 173 denuncias por extorsión, de las cuales más del 50 por ciento corresponde al sector mercantil.

El comisionado Mancía Valle explica que no está autorizado para brindar cifras de denuncias por sector.

Sin embargo, los afectados exigen a las autoridades más seguridad en la zona.

"No es justo que frente a las narices de los policías y agentes del CAM se den los robos y ellos no hagan nada", lamentó un comerciante.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación