Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vendedores amenazan con más protestas por Sitramss

b Un grupo de ellos bloqueó ayer el tráfico cerca del Reloj de Flores y afectó a muchos

Los vendedores informales marcharon para exigir una mesa de diálogo con las autoridades del VMT. foto edh / Marlon Hernandez

Los vendedores informales marcharon para exigir una mesa de diálogo con las autoridades del VMT. foto edh / Marlon Hernandez

Los vendedores informales marcharon para exigir una mesa de diálogo con las autoridades del VMT. foto edh / Marlon Hernandez

El mediodía del lunes es el plazo que han dado vendedores informales que ofrecían sus mercaderías en autobuses para que den una solución a sus exigencias. De lo contrario, advierten que agudizarán sus protestas.

Ayer por la mañana decenas de vendedores obstruyeron el paso en la Avenida Independencia y luego marcharon desde el Reloj de Flores hasta la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

Exigen al Viceministerio de Transporte establecer una mesa de diálogo urgente en la que se aborde la problemática de este sector informal.

Sostienen que desviar las rutas de buses y microbuses de la Alameda Juan Pablo II les ha ocasionado considerables pérdidas en sus ventas.

"No tenemos para cancelar las deudas ni para pagar los recibos de energía eléctrica ni de agua. Nuestras familias se están muriendo de hambre gracias a las autoridades del viceministerio", dice Antonio Montano, de la Asociación de Vendedores de la Alameda Juan Pablo II.

En la Procuraduría de los Derechos Humanos fueron recibidos por Antonio Aguilar, procurador adjunto para la Defensa de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, quien hizo un llamado a las partes involucradas a establecer un mecanismo de diálogo para abordar las demandas de los vendedores ante la construcción del Sitramss.

"Lo que siempre hemos solicitado es que se autorice el paso de algunas unidades de transporte en los tramos que se están construyendo, ya que ahora no es posible subirse a los buses y microbuses para vender nuestros productos", dice Rodolfo Pereira, de la Coordinadora Nacional de Vendedores.

Según los vendedores, al entrar en vigencia el Sitramss, su fuente de subsistencia se terminaría, ya que el gobierno no les permitirá vender en esos buses, lo que ocasionaría la pérdida de cientos de empleos informales.

Si no se instala una mesa de diálogo para la próxima semana, los vendedores amenazan con aumentar las medidas de presión e incluso llevar sus protestas hasta las instalaciones del Viceministerio de Transporte.

"Exigimos al gobierno una mesa de diálogo del más alto nivel para buscar una salida a nuestra problemática. Somos personas honradas que trabajamos por el sustento de nuestras familias", dijo Montano.

Tráfico complicado

La protesta causó congestionamientos en las calles aledañas a la Alameda Juan Pablo II. Se complicó con los cierres parciales de calles por los trabajos que se ejecutan por el Sitramss.

"No es nuestro objetivo afectar a la población que se dirige a sus trabajos, pero debemos hacer conciencia que esta es la única forma en la que las autoridades del Viceministerio de Transporte pueden escuchar nuestras peticiones", aseguró el representante de los vendedores.

Como siempre, los más perjudicados fueron los conductores que se vieron atrapados por el cierre de las calles. No había forma de salir de los congestionamientos.

Igual sufrieron pasajeros de las unidades de transporte, quienes no tenían otra alternativa que armarse de paciencia y esperar o caminar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación