Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vendedores ambulantes rechazan la megaplaza

Se trata de decenas de personas que insisten en tomarse las calles

Vendedores ambulantes se exponen a decomisos y se niegan a ocupar puestos en el centro comercial. Foto EDH / Archivo

Vendedores ambulantes se exponen a decomisos y se niegan a ocupar puestos en el centro comercial. Foto EDH / Archivo

Vendedores ambulantes se exponen a decomisos y se niegan a ocupar puestos en el centro comercial. Foto EDH / Archivo

SONSONATE. El alcalde, Roberto Aquino, lamentó que varios vendedores ambulantes rechacen la propuesta de ocupar varios locales que actualmente están siendo construidos en la megaplaza.

El edil dijo que la pretensión de los vendedores informales es seguir ofreciendo sus productos en la vía pública, algo que dijo no permitirá, tras haber recuperado decenas de cuadras que durante cuarenta años estuvieron ocupadas.

Además criticó que entre las personas que están apoyando el rechazo, están comerciantes que ya cuentan con un local en la megaplaza. También dijo que hay diputados detrás de las intenciones de los vendedores ambulantes.

"En una reunión con la Procuraduría de los Derechos Humanos los vendedores se comprometieron a tomar los puestos; pero nos hemos encontrado que ellos no quieren irse a la megaplaza. En ese sentido se levantará una constancia de la buena voluntad de la municipalidad y terquedad de los vendedores que le demos las calles", dijo el alcalde.

Agregó que el Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) continuará "en la persecución y la lucha" para dar cumplimiento a la ordenanza que prohíbe el comercio informal en las calles.

La normativa que se refiere el edil es la ordenanza contravencional para la convivencia y seguridad ciudadana y contravenciones administrativas del municipio de Sonsonate.

En su artículo 45 A establece que "desarrollar actividades comerciales ambulantes, estacionarias y semiestacionarias, en calles, avenidas, aceras, parques, zonas verdes, y todo lugar público, hará incurrir al contraventor en una infracción grave, haciéndose acreedor a la multa".

Asimismo establece que "se sancionará a las personas que compren o adquieran bienes y servicios ofertados por comerciantes ambulantes, estacionarios y semiestacionarios".

Las multas van desde los 51 dólares a los $900.

Una vendedora ambulante, Sara Hernández, dijo que la negativa de irse a los locales es porque creen que en la megaplaza no venderán.

Agregó que dicho sector aprovecha paradas de buses, entre otros lugares, para comercializar sus productos.

El alcalde dijo que ante la negativa de los vendedores ambulantes, los 42 locales que están siendo construidos serán entregados a los comerciantes de marisco.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación