Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vendedores ambulantes quieren zona recuperada

Son personas de otros municipios que se niegan a abandonar las calles liberadas

El CAM realiza, a diario, decomiso de mercadería en las calles de Sonsonate. Foto EDH/ Milton Jaco

El CAM realiza, a diario, decomiso de mercadería en las calles de Sonsonate. Foto EDH/ Milton Jaco

El CAM realiza, a diario, decomiso de mercadería en las calles de Sonsonate. Foto EDH/ Milton Jaco

SONSONATE. Luego del desalojo de más de cuatro kilómetros de ventas informales ubicadas sobre las principales calles de la ciudad, y su posterior reubicación en la nueva megaplaza, las autoridades municipales se enfrentan ahora a una nueva problemática.

Más de mil vendedores ambulantes han intentado adueñarse desde el pasado 12 de enero, del territorio recuperado por la comuna, generando diversos enfrentamientos entre vendedores, miembros del Cuerpo de agentes Municipales (CAM) y de la Policía Nacional Civil (PNC).

Para evitar que las calles vuelvan a ser "tomadas" por los vendedores, el CAM ha realizado en las últimas dos semanas varios operativos en los cuales ha decomisado la mercadería hallada en las calles recuperadas.

El director del CAM, Nelson Villalta, explicó que la medida "no ha sido aplicada de la noche a la mañana," pues los vendedores fueron alertados con tiempo de la prohibición.

Además, lamentó que en medio de todo, uno de sus efectivos resultara con heridas de gravedad en la cabeza, al recibir el impacto de una pedrada el pasado miércoles durante un operativo.

"Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo. Ellos (vendedores) saben muy bien que la venta en las calles está completamente prohibida. Lo peor de todo, es que cierto grupito siempre quiere hacer las cosas por las malas. El miércoles, el agente Francisco Gutiérrez, sufrió un trauma craneal debido a una pedrada", dijo Villalta.

Durante un operativo relámpago realizado ayer por la mañana, la Policía capturó a Salvador Alberto R., de 24 años, a quien se le atribuye directamente la agresión que sufrió el agente del CAM.

Hasta el momento, los agentes municipales han realizado otras seis detenciones de presuntos vendedores que se niegan a dejar de ofrecer productos en la vía pública.

Charlas sin resultados

Por otro lado, Villalta explicó que en los últimos días, representantes de los vendedores ambulantes y miembros de la alcaldía sostuvieron reuniones donde se ofrecieron alternativas para intentar solucionar la situación; pero no tuvieron ningún avance.

"La primera fue dejar a los comerciantes vender sus productos en las calles media vez ellos no se quedaran en un solo lugar. Desobedecieron y ya no se realizó. Luego, se les planteó dejarlos vender afuera de la megaplaza, media vez no entraran en los edificios, y justamente eso fue lo primero que hicieron", agregó.

Por su parte, el alcalde de Sonsonate, Roberto Aquino, aclaró que se está buscando una tercera salida a la problemática, y entre las posibilidades contempladas está el alquiler de un predio baldío o el local del antiguo cine Trópico, para albergar al menos a todos aquellos comerciantes ambulantes que pertenezcan al municipio de Sonsonate.

"El problema aquí es que de 1,047 vendedores, sólo 270 son verdaderamente sonsonatecos. A ellos ya los acreditamos para que puedan vender en la mañana o en la tarde adentro de la megaplaza. Mi compromiso es con los sonsonatecos, y realmente sería imposible meter a más de mil vendedores más a la megaplaza", manifestó el alcalde.

Respecto a los vendedores foráneos que visitan el municipio para ofrecer de manera ambulante, Aquino reveló que además de intentar alquilar uno de los dos lugares antes mencionados, también se buscará establecer comunicación con las diferentes alcaldías departamentales de donde pertenecen para ver cómo pueden ayudar.

"El problema no es solo mío. Aquí se han venido vendedores de Nahulingo, Nahuizalco, San Antonio del Monte, y otros municipios que a lo mejor están mal en cuanto al comercio. Por eso vamos a intentar hablar con las diferentes alcaldías para ver de qué manera podemos resolver esta situación", aseguró el munícipe.

Por el momento y con el objetivo de tratar de erradicar definitivamente las ventas en las calles, el equipo jurídico de la alcaldía de Sonsonate está preparando una nueva ordenanza que penará con una sanción monetaria a todas aquellas personas que adquieran productos de cualquier índole en las calles.

"Ahorita estamos trabajando en esta nueva ley que va a sancionar con una multa que va desde los 10 hasta los 250 dólares a todas las personas que compren en las calles", dijo el munícipe.

Los vendedores

La mercadería que el CAM decomisa puede ser retirada en la delegación de dicha institución, luego de pasar por una audiencia y pagar la respectiva multa.

Para algunos de los vendedores, estas acciones son una falta de respeto hacia todas las personas que, a su criterio, buscan ganarse la vida honradamente.

"Son unos descorazonados. No les importa que uno deje de comer y pierda todo el dinero invertido en la mercadería. Queremos trabajar y en la calle es donde más vendemos. No queremos que nos metan en otro lugar donde no vamos a vender", dijo Fátima Rosales, vendedora ambulante.

Los agentes del CAM y las mismas autoridades edilicias aseguran que no darán su brazo a torcer hasta que los vendedores desalojen por completo las calles recuperadas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación